• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Teletrabajo y ojo seco, ¿cuáles son los síntomas comunes y cómo tratarlo?

Estamos expuestos de manera permanente a las pantallas, desde los dispositivos móviles hasta las computadoras personales. El auge del teletrabajo ha contribuido a que las jornadas sean prolongadas y con pocas pausas, propiciando afecciones de la vista como es el caso del ojo seco.

La resequedad ocular también se presenta en ámbitos no laborales, producto de factores ambientales, alergias, entre otras condiciones que propician la aparición de esta patología. Es importante controlar las causas que la originan y aplicar el tratamiento correspondiente.

La visión es uno de nuestros sentidos más preciados, debemos estar prevenidos ante aquello que puede poner en riesgo la salud de nuestros ojos. Echa un vistazo a esta edición sobre teletrabajo y ojo seco, y aprende cómo abordar este problema visual.

Teletrabajo y olho seco

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco se trata de una enfermedad que afecta la superficie del ojo, debido a la disminución de la fina capa de lágrimas que la mantiene hidratada, protegida y limpia, lo cual causa molestias, escozor e irritación.

La baja en la producción de lágrimas o el anormal funcionamiento del mecanismo de lubricación, provoca inflamación y ardor. Puede ocurrir de manera ocasional o recurrente, dependiendo del origen que tenga.

Sus causas son diversas: alergias, envejecimiento, exposición continua al viento o humo, cambios hormonales, deshidratación, así como factores laborales y hábitos relacionados con el uso excesivo de computadoras u otros dispositivos similares.

El teletrabajo es un desencadenante de esta patología, así como el uso recurrente de las pantallas por motivos de entretenimiento, interacción social y estudios. Además, entramos en contacto con la tecnología desde temprana edad; acumulamos exposición a los monitores durante años.

Una vez que se detectan los síntomas, debes acudir al médico para que evalúe y recomiende el tratamiento más apropiado. Bajo ningún concepto se sugiere la automedicación.

Estos son los síntomas del ojo seco

Cuando presentas fatiga es posible que sientas dolor, visión borrosa y molestias en los ojos. La resequedad suele expresarse a través de irritación, picazón, sensación de arenilla y enrojecimiento.

Los síntomas suelen intensificarse en horas nocturnas, producto del cansancio y exposición por varias horas. Frente a esto, debes hacer cambios en tus rutinas para asegurar tu bienestar, sin poner en riesgo tu empleo.

¿Cómo el teletrabajo puede provocar ojo seco?

Es posible que tu rutina laboral esté comprometiendo la salud de tus ojos. El tiempo que pasas frente a las pantallas genera tensión ocular, fatiga y resequedad, por lo que se precisa adoptar rutinas saludables y trabajar en la mejora de las condiciones en las que desarrollas tus actividades.

La fatiga visual y la resequedad se originan por pantallas excesivamente brillantes y sin filtro, deficiente iluminación en el sitio de trabajo, mala postura y distancia inapropiada frente al equipo, enfermedades visuales no atendidas, entre otras tantas razones.

Los ojos se agotan mucho más al leer textos del computador, en comparación con lo que pudiera ocurrir con un libro u otro medio impreso. Esta sería una de las razones que provocan los problemas oftalmológicos que presentan algunos empleados de áreas administrativas y ejecutivas.

En general, quienes permanecen frente a una pantalla durante períodos prolongados, de no tomar las previsiones, podrían llegar a tener diversos problemas oculares.

Importancia de parpadear para evitar el ojo seco

El parpadeo es poco frecuente cuando trabajamos en la PC o escribimos en un smartphone. Nuestro organismo es tan increíble y perfecto, que nada está puesto al azar: cuando abrimos y cerramos los ojos contribuimos a la lubricación de la superficie ocular.

Los oftalmólogos recomiendan que las personas activen sus párpados mientras trabajan, para que se generen las protecciones naturales de los ojos, que previenen del cansancio y otros males que aquejan la visión.

Cuando esto no sucede, es preciso acudir a las llamadas lágrimas artificiales, para evitar las molestias. Colocarlas en los ojos a lo largo de la jornada tiene efectos refrescantes, al tiempo que contrarrestan el cansancio. Consulta a tu médico para las instrucciones de uso.

Cómo evitar la resequedad de los ojos mientras estás trabajando

Además de parpadear periódicamente, existen otras prácticas saludables que puedes realizar para proteger la visión. Bien sea que trabajes desde tu hogar o en la oficina, debes poner de tu parte y cuidar de tus ojos. A continuación, algunas sugerencias:

  • Luego de dos horas frente al computador toma un descanso de 15 a 20 minutos. Realiza otra actividad que no implique el uso de alguna pantalla.
  • Desvía la mirada cada tanto tiempo como lo precises.
  • Aumenta el porcentaje de la pantalla para que hagas menor esfuerzo al leer la información.
  • Ajusta la iluminación del monitor y evita los reflejos de otras fuentes de luz presentes en la habitación.
  • Utiliza filtros de pantalla. Los hay muy versátiles y adaptables a los diferentes formatos.
  • Mantén una distancia prudencial entre tus ojos y la pantalla. Así mismo, busca una posición cómoda ajustando la altura de tu asiento.

Mejora las condiciones de luz en tu sitio de trabajo

Procura inclinar un poco el monitor, a fin de minimizar el reflejo de bombillos y lámparas. También ubícalo apropiadamente para que no se afecte la visibilidad al recibir la luz que entra por la ventana.

Usa persianas y cortinas que te permitan administrar la cantidad de luz que entra a la habitación. En función de ello, ajusta el brillo de la pantalla hasta que sea cómodo a la vista.

Qué puedes hacer si presentas resequedad y cansancio ocular

Cuando se trata de la salud visual, lo mejor es acudir al especialista. Él tiene los conocimientos necesarios para descartar entre las diferentes afecciones que pudieran presentarse y, con diagnóstico en mano indicar el tratamiento.

Si determina que se trata del síndrome del ojo seco, podría dar instrucciones para tratar alergias, mejorar la hidratación, prescribir algún medicamento que estimule la generación de lágrimas y algunas pautas para manejar la fatiga de los ojos.

No te apliques gotas oftálmicas indicadas para otras enfermedades oculares, ya que en lugar de resolver pudieras empeorar la situación. Existen gotas para ojos secos específicamente formuladas para aliviar este problema. Puedes encontrarlas aquí en nuestra tienda online.

Si quieres hacer algo por cuenta propia, prueba limitar el uso del aire acondicionado o calefacción, o utilizar un humificador en la habitación donde trabajas.

Quizás solo requieras un poco de descanso y tomar un respiro. Dormir al menos 8 horas diarias puede obrar maravillas en nuestro organismo, afectado por el estrés y los malos hábitos.

Lágrimas artificiales y otros recursos para mejorar la hidratación

Usar lágrimas artificiales no amerita prescripción médica y son un paliativo cuando presentas resequedad ocasional en los ojos. En modo alguno su uso es una excusa para no tener una cita con el oftalmólogo.

Cuando tu rutina laboral ha sido trasladada a tu casa, tiendes a permanecer más horas frente a la pantalla. Si ese es tu caso, es beneficioso tener a mano un frasco de lágrimas artificiales o colirio, a fin de aliviar el agotamiento.

Otra estrategia, por demás necesaria para preservar la salud integral, es tomar suficiente agua a lo largo del día. No pases por alto la necesaria hidratación de tu organismo, por muy atareado que estés. Gozar de buena salud te hará más productivo, si esa es tu finalidad.

Que no falte un recipiente con agua en tu escritorio, será la mejor forma de recordar que debes hidratarte con regularidad, mientras estás trabajando.

Los chequeos de rutina evitan complicaciones

La visita anual al oftalmólogo es necesaria para detectar cualquier problema de la visión. Un examen exhaustivo permite verificar la tensión ocular y, por supuesto, determinar si estás padeciendo del síndrome del ojo seco.

La enfermedad del ojo seco también podría ir acompañada de algún defecto visual, producto del esfuerzo que se realiza al estar por muchas horas frente al monitor. Es probable que requieras la adaptación de lentes correctivos.

Es muy frecuente que lo posterguemos, entre las urgencias cotidianas, y solo acudimos al médico cuando no soportamos las molestias. La atención preventiva y oportuna, marca la diferencia entre un pequeño y un gran problema.

Trabaja desde casa sin dañar tu salud

El trabajo remoto se abrió como posibilidad de manera inesperada, por lo cual no hemos tenido el tiempo necesario para adecuar nuestros ambientes de trabajo, ni establecer normas y rutinas que nos permitan cumplir con nuestras obligaciones, sin poner en riesgo nuestra salud y bienestar.

Existe suficiente información sobre cómo llevar a cabo una exitosa jornada de trabajo en remoto sin que signifique tomar riesgos o enfermarnos. Lo primero que pudieras hacer es verificar las condiciones de tu ambiente de trabajo, en cuanto a mobiliario, ventilación e iluminación.

Por otra parte, organiza el horario, de manera que desarrolles tus labores sin poner en riesgo tu salud. Alternar tiempo de trabajo y descanso, es la sugerencia. Así como también consumir alimentos saludables, en espacios definidos.

El trabajo remoto, las actividades académicas y de entretenimiento, afectan tus ojos si no tomas precauciones. Es mucho lo que puedes hacer para mantener la salud visual, sin disminuir tus niveles de productividad o dejar de cumplir con tu agenda. Se trata únicamente de cuidarte.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »