Gotas para los ojos: diferentes tipos de gotas oculares y cuál usar?

Diferentes tipos de gotas oculares y cuál usar

Todo el mundo ha tenido alguna vez los ojos rojos, un problema que se caracteriza por ser transitorio y que es causado por distintos motivos: el síndrome de los ojos secos, alergias y cansancio.

Si utiliza lentes de contacto, debe evitar estar cerca de personas que fumen, dado que humo producido por el cigarrillo genera una leve irritación.

La conjuntivitis, conocida también como “enfermedad del ojo rosa”, es otra de las causantes del enrojecimiento de estos órganos visuales.

Este síntoma es producto de la irritación de los vasos sanguíneos que se encuentran alrededor del ojo, en la esclera. Estos vasos tienden a expandirse durante la irritación, lo que provoca el enrojecimiento. Para evitar que esto ocurra, es necesario utilizar gotas para los ojos, las cuales han sido especialmente diseñadas para combatir esta afección.

Actuación y seguridad de las gotas oculares

Cuando el oftalmólogo receta el tratamiento para aliviar el enrojecimiento de los ojos, los pacientes generalmente tienen dos preguntas:

  1. ¿Cómo actúan estas gotas?
  2. ¿Son realmente seguras?

Por lo general, son medicamentos que en su fórmula incluyen un descongestionante y actúan a través de la reducción transitoria de la dilatación de los vasos sanguíneos del ojo. Cuando la dilatación remite, generalmente también lo hace el enrojecimiento.

También son comunes las gotas con muy baja o nula composición de descongestionantes e incluso con lubricantes. Este tipo de gotas oculares tienen el mismo objetivo: disminuir la irritación de los vasos sanguíneos y proteger de la sequedad.

Lo normal es que, en primer lugar, el oftalmológico recomiende las gotas lubricantes o lágrimas artificiales y, si el problema no mejora, recetará las gotas con descongestionante.

Estas gotas pueden tener efecto rebote y, cuando el tratamiento termina, a veces persiste el enrojecimiento, por lo que solo se recomiendan como última medida.

Cuándo consultar al oftalmólogo

El cansancio es una de las principales causas de la irritación ocular y existen una gran cantidad de remedios caseros muy eficientes que disminuyen sus síntomas.

Sin embargo, también los ojos se pueden irritar como consecuencia de algún tipo de infección leve o de alguna enfermedad ocular más grave, como la uveítis y el glaucoma.

¿Cómo determinar si la causa del enrojecimiento de los ojos es el cansancio o alguna afección más grave? Dependerá de los síntomas. Debe acudir a su médico oftalmólogo si:

  1. Los ojos se congestionan o se ponen rojos de manera repentina y constante.
  2. Sufre dolor, picor, visión borrosa o cualquier otro malestar que se manifieste continuamente en el ojo.
  3. Tiene alguna lesión en los ojos, ya sea leve o grave.
  4. Se detecta un flujo blanquecino, verde o amarillento en los ojos.

Para descartar cualquier tipo de enfermedad o infección grave, es importante acudir a las consultas oftalmológicas.

Las gotas oftalmológicas

Existen dos tipos de gotas para los ojos: las que deben ser recetadas por un especialista y las de libre comercio, que se pueden comprar sin receta.

El mercado ofrece distintos tipos de gotas oculares, entre ellas encontramos:

  1. Gotas para ojos secos.
  2. Gotas para ojos rojos.
  3. Gotas para ojos con alergia.
  4. Gotas para ojos sensibles.

El tipo de gotas dependerá de la afección o enfermedad ocular en cuestión, pero la mayor parte de las gotas oculares tratan:

  1. Picor
  2. Sequedad
  3. Dolor
  4. Hinchazón
  5. Enrojecimiento
  6. Secreción

Las gotas para ojos secos previenen la sequedad y el enrojecimiento, las gotas para ojos sensibles disminuyen los síntomas de la alergia y el picor y, por último, las gotas para ojos rojos reducen el enrojecimiento y evitan la dilatación de los vasos sanguíneos.

Antes de adquirir gotas oculares, aunque sean de libre comercio, se recomienda acudir al oftalmólogo para que examine y determine la verdadera causa de la molestia, con el fin de que le recete el tratamiento más adecuado.

Aprende un poco más sobre los tipos de gotas para los ojos

Gotas para ojos secos

Este tipo de gotas, también conocidas como gotas lubricantes o lágrimas artificiales, alivian la sensación de ojos secos cuando la causa es una circunstancia temporal. Gotas lubricantes o lágrimas artificiales para ojos secos

Este puede ser el caso de la fatiga ocular, producto de la sobreexposición de los ojos a pantallas de aparatos electrónicos, como smartphones, ordenadores y tablets, entre otros. Otra causa de la fatiga ocular puede ser la exposición constante a ambientes con mucha luz solar o viento. Dichas circunstancias generan cansancio ocular, por lo que las gotas pueden ayudar a mejorar el problema.

Las gotas lubricantes son muy beneficiosas para la sequedad ocular, ya que añaden elementos que mejoran la humectación del ojo, evitando de esta forma las molestias que la sequedad ocular genera.

No se recomienda el uso de gotas descongestionantes en el caso de padecer sequedad ocular, pues el objetivo de las mismas no es lubricar el ojo, sino disminuir el enrojecimiento.

Gotas para ojos rojos

Las gotas para ojos rojos, también llamadas gotas descongestionantes oculares, están elaboradas con elementos vasoconstrictores, encargados de eliminar el enrojecimiento de los ojos.

Los elementos vasoconstrictores combaten la dilatación ocasionada por los vasos sanguíneos, que genera el enrojecimiento de la zona blanca del ojo.

Es importante mencionar que estas gotas, aun siendo de gran utilidad para disminuir el enrojecimiento de los ojos, pueden ocasionar graves problemas cuando se usan de forma inadecuada. Por este motivo, antes de comenzar con el tratamiento, se debe consultar a un especialista, ya que el enrojecimiento puede no estar asociado a la dilatación de los vasos sanguíneos.

Algunos de los efectos secundarios de las gotas para ojos rojos son la irritación y sequedad, la dilatación de las pupilas y, si se usan durante mucho tiempo, pueden generar enrojecimiento.

Gotas para ojos con alergia

Las gotas para ojos con alergia contienen antihistamínico, un componente especialmente formulado para combatir el picor que ocasiona la alergia disminuyendo la histamina que se encuentra en los tejidos del ojo.

Las alergias son las responsables de una gran cantidad de síntomas oculares, como el enrojecimiento, el picor, la hinchazón o que lloren de forma continua. Las gotas para ojos con alergia también tratan todos estos síntomas.

Hay un tipo especial de gotas con descongestionantes que, debido a que su uso alargado no se recomienda, solo pueden ser recetadas por un oftalmólogo.

En caso de que los síntomas de la alergia no mejoren con las gotas, sobre todo el picor, deberá acudir con urgencia a un especialista.

Gotas para ojos sensibles

Este tipo de gotas, conocidas también como gotas para la secreción, dolor o inflamación, solo deben ser utilizadas cuando primero se haya determinado la causa del problema.

Es común que los ojos duelan cuando están muy secos, cansados o cuando aumenta la tensión ocular debido al estrés o a algún dolor de cabeza.

Para determinar el origen de estos síntomas es necesario realizar un examen de la vista, con el fin de determinar si es necesaria algún tipo de corrección, ya sea por astigmatismo, miopía, presbicia o hipermetropía.

Las gotas para ojos sensibles alivian los síntomas que se pueden dar por estas causas, sin embargo, su alivio es solo temporal, por lo que es importante hacer todas las pruebas pertinentes para determinar el origen del dolor, inflamación o secreción.

Las secreciones suelen estar relacionadas con algún tipo de alergia leve o grave. De tratarse del último caso, el oftalmólogo le recetará gotas con antibiótico.

Mitos más comunes sobre gotas oculares

Mucha gente evita utilizar gotas para los ojos porque ha escuchado comentarios negativos de algún familiar, compañero de trabajo o amigo, sin embargo, la gran mayoría son creencias falsas.

Entre los mitos más comunes de las gotas oculares encontramos los siguientes:

  1. Es falso que si utiliza lentes de contacto debe evitar el uso de gotas oculares porque son incompatibles. Los lentes de contacto producen sequedad en los ojos, lo que sí es perjudicial para este órgano. Sin embargo, las gotas para ojos secos son ideales para humedecerlos.
  2. Es falso que las gotas oculares no tengan fecha de caducidad. Al igual que cualquier objeto consumible, caducan.
  3. Tampoco es verdad que las gotas oculares provoquen sinusitis, mientras que la sequedad ocular sí que la ocasiona.
  4. Las gotas oculares no disminuyen las bolsas que se forman debajo de los ojos.

Si tiene algún tipo de duda, es fundamental que la disipe con su oftalmólogo. Él sabrá orientarte de la mejor manera y determinar qué es lo más conveniente en su caso.

Recuerde que la visión es uno de los 5 sentidos más importantes del cuerpo humano. Por lo tanto, merece toda su atención y cuidados para que se preserve en las mejores condiciones el máximo tiempo posible.

A través de los exámenes indicados, el especialista determinará cuáles son las mejores gotas oculares para aliviar el problema en cuestión. Siga cada una de sus recomendaciones y vaya a consultas preventivas para controlar los posibles avances de afecciones oculares.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »