• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Fatiga visual digital: en qué consiste y cómo aliviar tus ojos

Siempre ha habido casos de ojos cansados. Eran comunes entre estudiantes que pasaban largas horas con los ojos fijos en libros con letras pequeñas y el alumbrado de una simple bombilla. Pero ahora se puede decir que la fatiga visual es una epidemia y ataca incluso a los más pequeños debido a que nos enfrentamos a un nuevo problema de visión: la fatiga visual digital.

Fatiga visual digital

¿Qué es la fatiga visual digital?

La fatiga visual digital es un caso particular de lo que se conoce como ojos cansados, que no es lo mismo que vista cansada o presbicia, debido al uso casi continuado de dispositivos digitales.

El agotamiento visual se puede deber a tener que estar largas horas forzando la vista con una iluminación deficiente, pero también produce fatiga visual pasarse esas mismas horas expuestos a una luz que es muy similar a la del mediodía cuando el cielo está despejado.

Nuestros ojos no están preparados para ninguna de esas dos situaciones y empezamos a sentir cansancio en la vista, con sus síntomas típicos que remiten al dormir.

Causas de la fatiga visual digital

La causa de la fatiga visual digital es la exposición prolongada a luces del espectro azulado. Vamos a verlo con más detalle:

  • Hoy en día pocos podemos prescindir del ordenador para estudiar o trabajar. La fatiga visual debida al ordenador se suma a la que es causada por el uso de los smartphones, y podemos empeorar el cuadro si terminamos la jornada mirando la televisión, jugando a videojuegos o leyendo libros digitales.
  • El abuso de pantallas digitales puede empeorar algún problema de la vista que ya teníamos, como el síndrome de ojo seco. Por si fuera poco, cuando fijamos la vista en un punto concreto hay veces que se nos olvida parpadear o lo hacemos con una frecuencia menor que la deseable.
  • Leer o mirar fijamente sin realizar pausas cada hora y un ambiente seco, falto de humedad relativa, también empeoran tanto el problema de la fatiga ocular como el síndrome del ojo seco.

¿Por qué se produce?

Porque parpadeamos menos de lo que sería necesario para asegurar la correcta lubricación ocular en esas condiciones de exposición lumínica y humedad, y hacemos esto de manera continuada, día tras día.

Síntomas de la fatiga visual por dispositivos digitales

Los síntomas de la fatiga visual digital son los mismos que los de la fatiga visual más conocida, aunque debemos sumarle la posibilidad de tener problemas para conciliar el sueño por la alteración de los ritmos circadianos.

  • Ojos enrojecidos, muchas veces llorosos aunque otras los pueden sentir demasiado secos (notas al alivio al usar lágrimas artificiales).
  • En ocasiones, escozor de ojos como si estuviésemos en un ambiente con humo, otras veces puedes sentir sensación de ardor en los ojos.
  • Visión borrosa por momentos.
  • Sientes los ojos tan cansados que te cuesta mantenerlos bien abiertos.
  • Suele disminuir tu concentración, aunque no siempre sucede.
  • Es posible que comiences a sentir cefaleas o tensión en cuello y hombros. La cefalea puede ser debida a la fatiga ocular digital o a la tensión acumulada, que es la responsable del agarrotamiento muscular.

Por lo general cuando sientes fatiga ocular también experimentas fatiga física generalizada, pues la primera se suele manifestar al final del día, poco antes de irte a dormir o cuando debes mantenerte en vela por algún motivo.

¿Cómo solucionar y aliviar la fatiga visual digital?

La fatiga visual tiene soluciones basadas en la higiene ambiental, otras que se apoyan en ejercicios para relajar la vista y existe un tercer grupo que consiste en aportar al ojo la lubricación que le hace falta. También es posible que tu oftalmólogo te recomiende usar lentes con filtro para la luz azulada si te ves forzado a pasar muchas horas cada día mirando pantallas digitales y tu ambiente no necesita de ajustes que puedan mejorar tus síntomas.

Como norma general, para solucionar la fatiga visual se combinan las tres primeras estrategias, reservándose las lentes con filtros azules para quien debe exponer sus ojos durante muchas horas a la luz azulada. Pero si hablamos de la fatiga visual digital no es mala idea optar por unas lentes especiales para utilizar al menos unas horas al día. El filtro para el color va dentro de la lente, por lo que puedes disponer incluso de gafas graduadas que filtren la luz azul.

Volviendo a las medidas empleadas para combatir la fatiga visual de toda la vida, anota las siguientes y combínalas entre sí:

Vigila la iluminación del entorno

Que sea adecuada tanto en intensidad como si tenemos en cuenta el ángulo de incidencia (el foco de luz no debería estar situado frente a ti).

Intenta evitar las luces LED más blancas a últimas horas de la noche, salvo si trabajas a turnos o debes mantenerte despierto hasta muy tarde, aunque ya existen bombillas LED que permiten variar el matiz de la luz que emiten a voluntad.

Utiliza un humidificador ambiental

Presta especial atención a ese detalle en invierno, cuando se suelen usar estufas (algunas resecan mucho el ambiente).

Recurre a lágrimas artificiales

Algunas incorporan algún activo vegetal que ayuda a calmar el enrojecimiento ocular como la eufrasia, pero no te apliques tú infusiones herbales en los ojos, ¡jamás!

Haz descansos y ejercita tus ojos

Cada hora o cada hora y media como mucho, realiza una pausa. Deja de enfocar donde lo estabas haciendo y mira a lo lejos. Parpadea varias veces y mueve los ojos arriba y abajo y hacia los lados. Si es de día y te es posible, mira a través de un cristal a la mayor distancia que puedas.

Calibra las pantallas

Ajusta la potencia de la iluminación en tus dispositivos digitales. Para ver bien no necesitas que esté al máximo. De hecho, en muchos portátiles y lectores digitales el valor predeterminado es demasiado elevado para un uso prolongado. Descubre: Lentillas para Usuarios de Dispositivos Digitales

La fatiga visual digital se ha convertido en algo tan habitual como para que afecte incluso a niños. Lo ideal para reducir sus síntomas sería pasar menos horas al día mirando pantallas digitales, pero sabemos que esto no siempre es posible o que, tal vez, tu manera de desconectar antes de irte a dormir requiera del uso de otro dispositivo digital. En tal caso, valora la posibilidad de adquirir unas gafas con filtro para la luz azul.

Además, tanto si puedes controlar las horas de exposición como si no, hay toda una serie de medidas fáciles de adoptar que van a mejorar los síntomas de tu fatiga visual digital, siempre que los apliques combinados entre sí.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »