• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Sequedad ocular: Qué es, síntomas y tratamientos

La inflamación en los ojos es desagradable e incómoda, pero ¿qué la genera? Diversas situaciones conducen a este malestar. Entre ellas, una de las más comunes es la sequedad ocular. Este es un trastorno que aparece cuando hay escasez de lágrimas.

Incluso, cuando su calidad disminuye y no lubrican la zona de una manera adecuada. Esa inestabilidad, que suele ser bilateral, provoca la inflamación de la superficie del órgano y aparición de otros daños como irritación, ardor o picor de ojos.

El malestar lo puedes sentir en cualquier momento. Por ejemplo, mientras andas en bicicleta, estás en una habitación con aire acondicionado, en un avión y, por supuesto, después de pasar extensos momentos mirando la pantalla de la computadora o celular.

Vea también: Lentillas recomendadas para usuarios frecuentes de pantallas digitales

Las mujeres son más propensas a padecerlo. De hecho, el periodo en que llega es durante y después de la menopausia. Ahora bien, sin importar el género y por más leve que parezca la afección, quizás el tratamiento incluya un cambio en tu estilo de vida.

Sigue leyendo y encuentra los aspectos que abarca el tratamiento. Nos referimos a la aplicación de medicamentos tópicos y las terapias que debes cumplir en caso de que se agrave. Por supuesto que en este tipo de dolencias un especialista es el mejor aliado.

Sequedad ocular: causas comunes

Atravesar una enfermedad multifactorial no es fácil. ¿Qué quiere decir esto? Pues, los factores que la desencadenan y potencian son diversos. ¿El más común? La alteración hormonal que acaba con el buen funcionamiento de las glándulas lagrimales.

De esta forma comienza la secreción disminuida de lágrimas o la alteración de sus componentes. Y cuando la película lagrimal deja de estar sana, se alteran las tres capas que la conforman: mucínica, lipídica y acuosa.

La idea es que ellas se combinen para que la superficie de tus ojos se mantenga limpia, lubricada y lisa. Cuando esto no sucede, aparece la sequedad ocular. De hecho, también influye la inflamación de las glándulas sebáceas que se ubican en los párpados.

Aclaremos algo, ante la incapacidad de producir suficiente líquido acuoso tienes queratoconjuntivitis seca, otra causa del ojo seco. Esta afección aparece por:

  • Envejecimiento
  • Enfermedades autoinmunitarias como: el síndrome de Sjögren, artritis reumatoide, lupus, esclerodermia, sarcoidosis, trastornos de tiroides, entre otros.
  • Ciertos medicamentos, como los descongestionantes, la terapia de reemplazo hormonal, antidepresivos, antihistamínicos y anticonceptivos. O lo que se emplean en casos de Parkinson o sirven para tratar el acné, la hipertensión arterial.
  • Uso de lentes de contacto

Evaporación excesiva de las lágrimas

Esta es otra causa menos frecuente. Son más propensos a padecerla quienes sufren trastornos de la piel, como la rosácea. Sucede cuando se obstruyen las glándulas de Meibomio, unas estructuras muy pequeñas que se encuentran en el borde de los párpados.

Sequedad Ocular

A esto se le llama Blefaritis posterior. Además, las lágrimas se evaporan cuando:

  • Pestañeas con menos frecuencia porque te concentras tanto en ciertas actividades que se te olvida hacerlo (leer, conducir, mirar las pantallas) o si tienes Parkinson.
  • Tienes ectropión o los párpados hacia fuera.
  • Sufres entropión o los párpados hacia dentro.
  • Tienes deficiencia de vitamina A.
  • Las gotas tópicas que usas para tus ojos tienen conservantes que te hacen daño.
  • Aparecen otras alergias oculares.
  • Estás en lugares con mucho humo, viento o aire fresco.

Factores de riesgo

Es un trastorno común porque existen muchos factores que lo potencian. Entre ellos el género y la edad. Como ya dijimos, aumentan las posibilidades de desarrollar la enfermedad a medida que tienes más edad. Y si eres mujer, es mayor el riesgo.

Otros son:

  • El cierre incompleto de los párpados
  • Parpadeo con poca continuidad
  • Enfermedades crónicas en tus ojos, como: conjuntivitis alérgica crónica y quemaduras oculares, ya que ambas dañan la superficie del órgano
  • Enfermedades autoinmunes
  • Exposición a pantallas para leer o trabajar por largas horas
  • Uso de lentes de contacto y colirios
  • Abuso de ingesta de antidepresivos, antihistamínicos, antihipertensivos, entre otros
  • Antecedente de cirugía ocular
  • Ambiente seco, con mucho viento o con poca humedad

Síntomas de la sequedad ocular

Los daños en la superficie del ojo generan muchas molestias o síntomas capaces de dañar el día a cualquiera. Estos signos incluyen:

Todos estos síntomas se agravan dependiendo del ambiente en que te encuentres. Por ejemplo, los lugares con poca humedad o mucho viento son contraindicados. Asimismo, otros aspectos que empeoran el cuadro son: fijar la vista y parpadear con lentitud.

Sequedad ocular y los tipos de ojo seco

En este punto, debemos retomar y profundizar las 3 capas que conforman la película lagrimal. Dijimos que son:

  • La lipídica, producida por las glándulas sebáceas. Específicamente, son las de Meibomio.
  • La acuosa, relacionada con las glándulas lagrimales.
  • La mucina, formada por las células que se expanden en la superficie de los ojos.

Ahora bien, de acuerdo al déficit de sustancia que presentes, estarás padeciendo un tipo de ojo seco:

  • Falta de lágrimas: cuando la capa acuosa tiene problemas para producirlas.
  • Déficit de lípidos: cuando la capa lipídica no los genera para evitar la excesiva evaporación de las lágrimas, que sí se producen en cantidades necesarias.
  • Mixto: cuando ambas capas presentan déficit en sus funciones. De hecho, es el más común.

Ojo seco nocturno

Existen otros tipos de sequedad ocular, de acuerdo con la gravedad y el momento en que comienzan los síntomas. El ojo seco nocturno es uno de ellos. Como lo dice su nombre, en la noche empeoran los signos. ¿El motivo? Se anula el parpadeo.

Este es un estímulo para que continúe la producción y distribución de las lágrimas sobre la superficie ocular. Además, durante este periodo, aumenta la osmolaridad, es decir, la concentración de fluido y, por lo tanto, la evaporación de las lágrimas se produce en exceso.

Para remediar esta situación, usa geles y pomadas lubricantes antes de ir a la cama. Esto funcionará como una lámina capaz de hidratar la zona y aliviar los síntomas. Acompaña con lágrimas artificiales durante el día, para evitar la aparición de síntomas en la noche.

Ojo seco severo

¿No soportas la sequedad en los ojos? Entonces, posiblemente la afección ha empeorado. Te darás cuenta de que es así, ya que tu estado de ánimo es irritable y porque el dolor es más intenso. De hecho, en este punto, quizás otras estructuras oculares están lastimadas.

Más adelante hablaremos del tratamiento de este trastorno. No obstante, con este cuadro clínico, tal vez necesites aplicar unas gotas especiales o la exfoliación del borde libre palpebral, ubicado entre los párpados y la conjuntiva tarsal.

Tratamientos para la sequedad ocular

El objetivo de los diversos tratamientos que indicará el oftalmólogo no es curar la enfermedad de forma definitiva, porque no es posible. En cambio, pretenden rehabilitar las lesiones y aliviar los síntomas. Así mejorará tu calidad de vida.

Para los casos leves, recomiendan gotas oftálmicas de venta libre. Asimismo, es probable que el especialista trate de determinar si algún medicamento es el origen del trastorno. De ser así, lógicamente, te sugerirá que lo cambies.

Pero, si el experto considera que con medicamentos lo puedes arreglar, recetará:

  • Antibióticos para desinflamar los párpados y permitir que las glándulas sebáceas segreguen los lípidos necesarios.
  • Gotas oftálmicas para atenuar las lesiones en la córnea. Los inmunodepresores que las componen controlan las inflamaciones que dañan la superficie del ojo.
  • Insertos oftálmicos para casos moderados o graves. Son ideales cuando las lágrimas artificiales no son de utilidad. Es como un grano de arroz que se coloca entre el globo ocular y el párpado inferior y cuando se disuelve libera una sustancia.
  • Colinérgicos. Son medicamentos que sirven para estimular la producción de lágrimas. Se encuentran en gel, pastillas o gotas. Debes estar atento, es factible que aparezcan efectos secundarios, como la sudoración.
  • Gotas de suero sanguíneo autólogo. Recetados en caso de gravedad. Para elaborarlas, extraen glóbulos rojos de una muestra de tu sangre y los mezclan con solución salina.

Otros procedimientos contra la sequedad ocular

Si la anatomía de tus párpados es el problema, como el ectropión, una cirugía ocular lo podrá solucionar. Otros procedimientos que incluyen:

  • Desbloquear con máscaras para ojos, compresas tibias o un dispositivo de pulsación térmica las glándulas sebáceas que se encuentren tapadas.
  • Usar lentillas especiales, diseñadas para este tipo de afección ocular. Se conocen como lentes de vendaje o lentes esclerales. ¿Función? Son hidrofílicas, por lo que retienen la humedad y aportan mayor protección a los ojos.

Algunos modelos están fabricados con hidrogel de silicona. Un material flexible y ligero que permite el paso de más oxígeno a los ojos. 5 veces más para ser exactos. Son cómodas, prácticas y de uso diario.

De este modo, ante cualquier síntoma evalúa cómo afecta tu salud visual. Si persiste, asiste al especialista. Como ves existen diferentes mecanismos para solucionar los síntomas del ojo seco. Entonces, toma acción, no tiene sentido que dejes avanzar el malestar.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »