Ojos Rojos: causas y tratamientos

“Inyección esclerótica”, “inyección conjuntival” y “ojos inyectados con sangre” son tres sinónimos de los ojos rojos. Se refieren a un trastorno que sufre la esclera, también llamada la parte blanca del ojo, donde se manifiesta una coloración acompañada de líneas color rojo difuso o rosadas.

Ojos Rojos: causas y tratamientos
Esto es debido a la dilatación que sufren los vasos sanguíneos que se encuentran entre la conjuntiva transparente y la esclera del ojo. Generalmente los humanos no los pueden ver. Sin embargo, al hincharse, presentan dicho enrojecimiento y coloración.

Las causas de los ojos rojos están relacionadas con diferentes factores. Estos pueden ser ambientales, debido a un estilo de vida desordenada o situaciones de estrés. Igualmente ocurren debido a afecciones oculares específicas. También es común la aparición por alergias o fatiga ocular.

Muchas veces, los ojos rojos vienen acompañados de otros síntomas. Existen casos donde la única manifestación de este trastorno es el enrojecimiento. Este es un problema visual muy común entre los pacientes, aun así, hay que manejarlo con seriedad y acudir a un especialista en oftalmología.

Principales causas de los ojos rojos

Principalmente, los ojos rojos causas se deben a la dilatación de los vasos sanguíneos que están ubicados en la parte blanca del ojo. Creado así el efecto enrojecido. Adicionalmente, esto se produce por distintos motivos, entre ellos tenemos:

  • Resequedad ocular.
  • Alta exposición al sol. Es por esto que se recomienda el uso de las gafas para el sol con el fin de protegerlos de los rayos ultravioletas.
  • Partículas que ingresan al ojo, como el polvo, o productos de cualquier contaminación en el ambiente.
  • Infecciones simples o graves.
  • Alergias ocasionadas por alérgenos del ambiente.
  • Lesiones oculares que perjudicaron la conjuntiva o la esclera.
  • Alta exposición a químicos, como los productos que aplican en la piscina para mantenerla limpia. El agua de mar también produce enrojecimiento.
  • El aire seco que puede presentarse en los climas secos, las oficinas o cuartos sin ventilación e incluso en una cabina de avión.
  • Vapores que se encuentran en el aire en ciertos espacios, como la gasolina o cualquier solvente.

Enfermedades visuales que ocasionan ojos rojos

Otras de las razones de los ojos rojos se deben a enfermedades visuales que afectan al glóbulo ocular, entre ellas tenemos:

  • La blefaritis. Consiste en la inflamación que sufre el borde del párpado, es decir, donde se encuentran las pestañas.
  • Conjuntivitis aguda, que es una infección que afecta el tejido transparente del ojo, llamado “conjuntiva”.
  • Úlceras en la córnea, estas mayormente se producen por una grave infección bacteriana que no fue tratada a tiempo.
  • Uveítis, se refiere a una prominente inflamación de la úvea, ubicada en el iris, la coroides y el cuerpo ciliar. La principal causa de esto es por la alta exposición a ciertas toxinas que hinchan el iris, produciendo serias molestias en la persona que lo sufra.
  • Glaucoma. Una enfermedad que origina un incremento de la presión del ojo, causando dificultades para ver y dolores agudos. El glaucoma es considerado una emergencia médica, y tiene dos tipos, la gradual y la crónica.

Síntomas de los ojos rojos

Los ojos rojos presentan un síntoma obvio, que es el enrojecimiento de la esclera. Debido a la dilatación de los vasos sanguíneos también es común que se manifiesten muchos otros, por ejemplo:

  • La irritación constante.
  • Dolor con sensación de putadas en el órgano ocular.
  • Picazón frecuente.
  • Sequedad ocular.
  • Ardor. Únicamente se siente alivio cuando se mantienen los ojos cerrados.
  • Secreción blanquecina o verde, similar a las lagañas, esto se manifiesta de manera recurrente como respuesta ante la inflamación de los vasos.
  • Sensibilidad a la iluminación, es por esto que se recomienda hacer uso de gafas para el sol mientras se esté padeciendo de ojos rojos, es un tratamiento para disminuir dicha sensibilidad.
  • Dificultad para observar los objetos de forma clara. Por lo tanto, el paciente presentará una visión borrosa que afectará considerablemente su vida diaria mientras esté padeciendo del enrojecimiento de la esclera.

Cómo quitar ojos rojos

Una de las preguntas más frecuentes es la de cómo quitar ojos rojos. Esto es debido a que el trastorno tiene múltiples causas. Entre las que encontramos que varias de ellas requieren una atención médica de urgencia por su gravedad.

Se recomienda que la persona con enrojecimiento del ojo, asista lo más pronto a un especialista en oftalmología, aún más si los ojos rojos están acompañados de síntomas como visión borrosa y dolor.

El especialista en medicina ocular recetará el tratamiento más adecuado con base en los resultados de los exámenes previos, que debe realizar para determinar cuál es el tipo de afección que padece el paciente y las posibles causas.

Entre los tratamientos más comunes encontramos las gotas oculares, que pueden servir como medicamento o refrescante. Uno de los más usuales es la aplicación de colirio, unas gotas de carácter oftalmológico que sirven para lubricar y disminuir los síntomas de los ojos rojos.

No se recomienda aplicar ningún tipo de medicina ocular antes de acudir a una consulta con el especialista en oftalmología.

Acude al médico si presentas ojos rojos

Muchas veces el enrojecimiento visual se debe al cansancio, factores ambientales o alérgenos que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos. Este tipo de razones se manifiestan por poco tiempo de duración. Por eso es común preguntarse cuándo contactar a un profesional médico.

Los órganos visuales están expuestos a ciertas infecciones o posibles lesiones, porque se encuentran en la parte externa del cuerpo humano. Es por esto que, ante ello, es necesario asistir a un hospital, específicamente con un médico oftalmólogo.

Será obligatorio acudir a un profesional cuando:

  • El globo ocular esté enrojecido después de haber sufrido una lesión que lo haya penetrado.
  • El paciente mantenga dolores de cabeza constantes, confusión y visión borrosa.
  • El paciente observa halos que rodean las luces.
  • Manifiesta vómitos y nauseas constante.
  • El enrojecimiento de los ojos ha perdurado por más de dos días.
  • Existe una grave sensibilidad a la luz.
  • El ojo enrojecido sueltas una secreción verdosa o amarillenta.

Qué pasa durante la consulta

Al asistir a la consulta con el médico especialista en oftalmología, se tendrán que realizar ciertos exámenes físicos del órgano ocular. Esto irá acompañado de unas preguntas que permitirán completar la historia médica. Es común interrogantes como:

  • ¿presenta enrojecimiento en un sólo ojo o en ambos?
  • ¿manifiestas dolor en una parte específica del ojo, en su totalidad o no presentas ningún tipo de molestia?
  • ¿has utilizado lentillas antes de comenzar a tener ojos rojos y durante dicho enrojecimiento?
  • ¿sufriste alguna lesión reciente que produjera el enrojecimiento este apareció de forma súbita?
  • ¿primera vez que padeces de ojos rojos, o es común presentar este trastorno?
  • ¿el dolor en los ojos incrementa al moverlos?
  • ¿el dolor de los ojos disminuye el mantenerlos cerrados?
  • ¿además de los ojos rojos, presentas algún síntoma como picazón o secreción?
  • ¿manifiestas constantemente síntomas como dolores de cabeza comunes, migrañas, náuseas y vómitos?

Es importante que el paciente sea totalmente honesto y responsable al responder las preguntas, debido a que ellas ayudarán con el diagnóstico.

Prevención de los ojos rojos

Existen varias recomendaciones que permiten prevenir el riesgo de sufrir ojos rojos, estas son:

  • Evitar mantenerse durante un tiempo prologado en ambientes completamente secos, o que se encuentren contaminados, igual que en aquellos sitios donde se presenten grandes corrientes de viento.
  • Parpadear frecuentemente al estar expuesto durante largas horas a los dispositivos electrónicos, como un computador, tablet, Smartphone, videojuegos, entre otros.
  • Contar con óptimas medidas de higiene, de esta forma se reducirá la posibilidad de padecer alguna infección en el ojo.
  • Utilizar de forma correcta los lentes de contacto, esto incluye una óptima higiene, reducir las horas de uso y no dormir con las lentillas puestas.
  • Uso de gotas oculares, colirio, lagrimas artificiales.Prevención de los ojos rojos
  • Descansar las horas necesarias y disminuir la exposición a lugares en donde los ojos entren en contacto directo con agentes químicos, como las piscinas que tienen una gran concentración de cloro.

Conjuntivitis y los ojos rojos

La conjuntivitis afecta a la conjuntiva del glóbulo ocular. En consecuencia, los ojos comienzan a presentar una coloración rojiza o rosa, debido a que los vasos sanguíneos se inflaman.

También, la mayoría de las veces producen una secreción blanquecina, que afecta al ojo. Es importante destacar que es posible sufrir de conjuntivitis en ambos órganos oculares simultáneamente.

Existen tres tipos. En primer lugar, existe la conjuntivitis viral, esta es la más común, muchas veces producida por un resfriado común. Esta es una de las más contagiosas, y presenta síntomas como, lagrimeo constate, legañas, ardor, sensación de pinchazo, picor y ojos rojos.

Por otro lado, encontramos la bacteriana, esta también se caracteriza por ser contagiosa. Entre sus síntomas más comunes está el dolor agudo, enrojecimiento de los ojos, y secreción verdosa que sale del órgano visual afectado.

Por último tenemos la conjuntivitis alérgica, esta variable no es contagiosa y destaca por la sensación de picor, ojos rojos y párpados inflamados.

Bien sea que sufras de conjuntivitis o cualquier otro de los síntomas que mencionamos en este texto, lo más recomendable es asistir a un profesional médico.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

COVID-19: Apesar de alta demanda, garantizamos que estamos en pleno funcionamiento y que todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »