• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Conjuntivitis alérgica: síntomas y consejos para evitarla

Todos los años, durante la primavera, se disparan los casos de conjuntivitis alérgica. Debes tener presente que sufres de conjuntivitis alérgica durante todo el año, aunque sus síntomas empeoren al dejar atrás el invierno si eres alérgico al polen. En estos casos hablamos de conjuntivitis alérgica estacional y atópica. También existe la llamada conjuntivitis alérgica crónica, aunque toda alergia es crónica.

¿Qué les sucede a los ojos con conjuntivitis alérgica y cómo podemos calmar sus molestias?

Síntomas de la conjuntivitis alérgica

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

La conjuntivitis alérgica es, por definición, una inflamación de la conjuntiva debido al contacto con un alérgeno.

La conjuntiva es la membrana que recubre la parte externa del ojo y la interna de los párpados. Posee una función protectora. En ocasiones, a la conjuntiva llegan partículas sólidas como el polen o sustancias como un excipiente concreto del líquido de lentillas que el sistema inmune confunde con una amenaza del tipo virus o bacteria y se produce la liberación de histamina para protegerse. A su vez, la histamina es la causante de la inflamación de la conjuntiva y de los demás síntomas de conjuntivitis alérgica.

¿Cuándo se suele dar este tipo de conjuntivitis?

La conjuntivitis alérgica y sus síntomas se repiten cada vez que entras en contacto con aquello que te produce la alergia. Buena parte de los pacientes con conjuntivitis alérgica presentan una reacción importante ante el polen de ciertas especies vegetales, por lo que se suele decir que la primavera es la época de las conjuntivitis alérgicas estacionales por excelencia. Conoce otros tipos de conjuntivitis, aquí.

¿La conjuntivitis alérgica es contagiosa?

No, al no estar producida por virus, bacterias u hongos no existe riesgo de contagio cuando alguien sufre conjuntivitis alérgica.

No obstante, una conjuntiva irritada es más propensa a sufrir infecciones víricas o bacterianas que, en otras circunstancias, podrían no llegar a tener éxito. Por ello recomendamos que quien sufre un episodio de conjuntivitis de tipo alérgico mantenga la buena costumbre de utilizar una toalla especial para secarse la cara, que no compartirá con quien conviva.

Síntomas de la conjuntivitis alérgica

  • Ojos enrojecidos.
  • Lagrimeo que no suele ir acompañado de legañas o, en caso de aparecer, se trataría de legañas escasas y no purulentas.
  • Sensación de cuerpo extraño o de resquemor en los ojos.
  • Puedes notar los párpados inflamados debido a un edema, siendo este síntoma más acusado al levantarse.
  • Muchas veces, la conjuntivitis alérgica se acompaña de rinitis, también causada por el mismo alérgeno.

Consejos para el tratamiento de la conjuntivitis alérgica

Puedes elegir un tratamiento natural para la conjuntivitis alérgica y dejar los medicamentos para los episodios agudos puntuales. Sea cual sea tu elección sobre tu caso de conjuntivitis alérgica y su tratamiento, lo primero que necesitas saber es cuál es el alérgeno que te produce esa respuesta inflamatoria. Pueden ser uno o varios, y el encargado de determinar cuáles son es el alergólogo.

Desde el momento en que conoces qué sustancias desencadenan reacciones alérgicas en tus ojos, debes evitarlas. Algunas, como los excipientes de colirios o líquidos de lentillas, son fáciles de eludir: basta con cambiar de marca. Pero cuando el alérgeno está en el ambiente, como es el caso del polen de las gramíneas en primavera o de los ácaros del polvo durante todo el año, la cosa se complica porque no puedes blindarte por completo frente al alérgeno. Es entonces cuando las medidas preventivas y los tratamientos naturales para la conjuntivitis alérgica te pueden librar del uso de fármacos que son estupendos, pero no deberían usarse de forma crónica.

La lista de medidas a adoptar cuando no puedes evitar exponerte a lo que te produce la alergia ocular es la siguiente:

No te expongas a alérgeno

Evita, en la medida de lo posible, los lugares donde exista una elevada concentración del alérgeno, que estará seguramente en el aire.

Si eres alérgico al polvo, extrema la limpieza en el hogar, usa aspiradoras y o limpiadoras con vapor y prescinde de las alfombras. Cuidado con los peluches. Ventila bien la casa.

Si tu alergia es causada por el polen, la ventilación a ciertas horas y en determinados días puede aumentar los niveles de polen en el interior. habrá días y franjas horarias en las que la ventilación puede introducir más alérgenos en tu hogar. Muchas veces, la información meteorológica incluye datos sobre la concentración del polen en las épocas de mayor incidencia de este tipo de conjuntivitis alérgicas.

Utiliza gafas de sol

Usa gafas de sol en primavera si sufres de alergia al polen; aunque no sean estancas e infalibles pueden suponer una gran diferencia a la hora de proteger tus ojos.

Deja de usar lentillas durante unos días

Suspende el uso de lentillas por precaución hasta que te hayas recuperado del episodio de conjuntivitis alérgica.

Alivia las molestias lavando tus ojos

Cuando notes la más mínima irritación, realiza lavados de ojos con suero fisiológico cuatro o cinco veces al día.

También puedes aliviar las molestias oculares con lágrimas artificiales. Algunas incluyen extractos vegetales descongestionantes, en una solución siempre estéril. No te aplique infusiones dentro de los ojos porque contienen partículas sólidas aunque no las veas y pueden estar también contaminadas por mohos o bacterias.

Lo que sí puedes aplicar sobre los ojos cerrados son compresas de agua fría, que ayudan a mejorar el edema de los párpados. Fría, no helada.

También puedes emplear máscaras para ojos que contienen un líquido en su interior y que no llegan a mojarte los párpados, evitando el riesgo de que penetre a través de su abertura.

La conjuntivitis alérgica afecta a mucha gente. Cuando se produce un episodio agudo, es necesario usar colirios con antihistamínicos, incluso con corticoides a veces, que prescribirá siempre un médico. Respeta la pauta y no excedas la dosis o la duración del tratamiento, pues no son productos pensados para uso crónico.

En la mayor parte de los casos, podrás controlar tu conjuntivitis alérgica combinando prevención con tratamientos naturales, y, si el responsable de tus problemas es una sustancia química, basta con evitar que entre en contacto con tus ojos. Sin contacto no se desencadena la reacción alérgica y no hay conjuntivitis.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »