• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Cataratas en los ojos: síntomas, como prevenir y como tratar

Las cataratas en los ojos constituyen la causa más común de pérdida de visión en personas de más de 40 años, aunque por suerte el problema se resuelve con una cirugía oftalmológica sencilla.

Una catarata no es más que una opacidad que se va formando de manera gradual en el cristalino, que es la lente natural del ojo, situado tras el iris y la pupila. Hay personas que presentan una catarata en un ojo y quienes sufren de cataratas en ambos ojos. En estos casos, se aprovecha la operación de cataratas para solucionar el problema de los dos ojos afectados.

Examen detectar cataratas

¿Cuáles son los síntomas de las cataratas en los ojos?

Cuando una catarata ya se encuentra relativamente avanzada, es fácil de reconocer porque el ojo afectado presenta como una telilla blanquecina. Pero, ¿cuáles son los síntomas de cataratas que nos alertan de que debemos visitar a un oftalmólogo?

Los síntomas varían dependiendo del tipo de catarata del que estemos hablando y podrían confundirse con otras afecciones como el glaucoma y la degeneración macular. Por tanto, ante la pérdida de agudeza visual en alguna zona del campo de visión se impone la visita urgente al oftalmólogo.

Los principales tipos de cataratas y sus síntomas son los siguientes:

  • Catarata nuclear, llamada así porque se asienta en la zona del centro del ojo, en el núcleo del cristalino. Es el tipo de catarata más vinculado al envejecimiento.
  • Catarata subcapsular si aparece en la parte trasera del cristalino. Esta catarata afecta más a personas con diabetes y a quienes reciben tratamientos prolongados con esteroides.
  • Catarata cortical cuando comienza en los bordes externos del cristalino y se va acercando al centro a medida que va creciendo.

En sus inicios, una catarata puede pasar inadvertida porque hay veces que produce incluso una mejora temporal de la visión. Los primeros síntomas de las cataratas que afectan a la visión son, para colmo, demasiado generales y suelen consistir en:

  • Problemas con la recepción de la luz.
  • Los colores pueden verse menos vivos.
  • Deslumbramientos si desde la oscuridad nos enfoca un haz de luz. Muchos pacientes comienzan a notar estos síntomas al conducir de noche.

Posibles causas de las cataratas

El cristalino es la lente natural del ojo humano. Es transparente y se compone básicamente de agua y proteínas. Para preservar la transparencia, las proteínas del cristalino se dispone de forma ordenada aunque hay factores, en especial la edad avanzada, que hacen que esas proteínas se puedan ir desordenando y formando acumulaciones.

Con cada cúmulo se va nublando un poco una parte del cristalino y el campo visual ya no es completamente nítido en toda su extensión. Al principio de la formación de la catarata, las acumulaciones de proteínas suelen ser discretas, es decir, no aparecerán en el campo visual zonas donde apenas puedas ver sino regiones donde ves un poco peor. También puede ir formándose cúmulos de proteínas con una distribución bastante regular y, si afecta a ambos ojos, quizás tardes más en darte cuenta.

Hay otros factores que parecen aumentar el riesgo de sufrir cataratas:

La exposición continuada a rayos ultravioleta sin la protección adecuada, bien sean los procedentes del sol, bien los emitidos por otras fuentes. Este factor explicaría por qué el riesgo de sufrir cataratas aumenta en la vejez y por qué es poco frecuente que afecte a personas jóvenes. Diabetes, una enfermedad causante también de otros problemas de la vista como la retinopatía diabética.

  • Hipertensión;
  • Glaucoma, que es hipertensión ocular;
  • Uso prolongado de corticoides;
  • Antecedentes familiares de ciertas enfermedades oculares;
  • Haber pasado con anterioridad por una cirugía ocular;
  • Tabaquismo;
  • Consumo elevado de alcohol;
  • Obesidad;
  • Miopía magna;
  • Otras lesiones oculares.

Aunque no está confirmado, existe la hipótesis de que los acúmulos de proteínas en el cristalino se ven favorecidos por reacciones de oxidación en el mismo. De ser cierta esta hipótesis, una dieta rica en antioxidantes variados, adoptada ya desde la infancia o el inicio de la juventud podría retrasar bastante la edad de aparición de aquellas cataratas más asociadas a la edad avanzada.

¿Cómo prevenir las cataratas?

  • Utilizando gafas de sol siempre que te expongas en ambientes donde los rayos solares sean intensos, o incluso a diario, y protección específica si en tu trabajo manejas radiaciones ultravioleta.
  • Llevando una dieta equilibrada y rica en antioxidantes en la que no falten los ácidos grasos omega 3.
  • Intentando mantener un peso saludable y la tensión arterial dentro de los valores considerados normales.
  • Reduciendo o evitando el consumo de alcohol y tabaco.
  • Acudiendo a revisiones oftalmológicas periódicas, en especial si hay antecedentes familiares para detectar una posible catarata antes de que puedas llegar a percibir sus síntomas iniciales.

¿Qué riesgos tiene?

Las cataratas pueden llevarte casi a la ceguera, pero antes de que eso suceda se procede a eliminar el tejido opaco con una cirugía que es de las más seguras que existen. Su tasa de éxito es del 95 %.

En la actualidad ya hay cirugías en las que se sustituye el cristalino por una lente aprovechando que se necesita corregir algún problema de visión importante, de manera que esa lente garantiza que no se llegarán a formar cataratas en el futuro.

¿Cómo se tratan las cataratas?

La operación de cataratas se lleva a cabo cuando la pérdida de agudeza visual comienza a interferir en tu vida diaria, pero antes se emplean tratamientos más conservadores. Estos tratamientos iniciales consisten en el apoyo a la visión con lentes bifocales y el cuidado de la alimentación y en el uso de suplementos, unidos a los demás factores de prevención que sea posible adoptar.

Por lo general, una catarata tarda varios años en llegar a comprometer la visión, por lo que con el tratamiento conservador puedes hacer vida normal durante largo tiempo.

Una vez llegue el momento de la cirugía, a día de hoy lo más normal es que el cirujano coloque una lente intraocular en el sitio ocupado por el cristalino opaco que te impedía ver y esa lente ya te garantiza que ese ojo no volverá a sufrir de cataratas otra vez.

No obstante, como toda cirugía supone un riesgo aunque se deba solo al uso de la anestesia, mientras no hay necesidad se suele posponer la cirugía, como pasa con otras enfermedades de la vista como la miopía magna.

En caso de que tu cirugía de cataratas no incluya la colocación de lentes intraoculares, es casi seguro que necesitarás usar unas gafas para la presbicia o lentes bifocales para corregir pequeños errores refractivos residuales.

Las cataratas son una enfermedad de la vista que condenaba a una vida de casi ceguera a nuestros antepasados, pero que hoy se resuelve con éxito en la mayoría de los casos gracias a una sencilla cirugía. No obstante, esta cirugía se suele aplazar un tiempo, en el que se valora cómo avanzan las cataratas y se intenta ralentizar este proceso, que a veces ya de por sí es muy lento.

Los síntomas iniciales de cataratas suelen pasar inadvertidos, por lo que te recomendamos realizar revisiones oftalmológicas periódicas y adoptar las medidas de prevención que puedas, cuantas más mejor.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »