Cirugía Refractiva: corrección de defectos refractivos

Cirugia Refractiva

¿Qué es la cirugía refractiva?

La cirugía refractiva se caracteriza por incluir un conjunto de técnicas quirúrgicas especiales, cuya finalidad es minimizar o eliminar por completo los defectos refractivos que la persona padezca. Entre estas anomalías se encuentran la hipermetropía, miopía y astigmatismo.

Este tipo de cirugía se aplica mediante procedimientos quirúrgicos láser, y se denomina como cirugía LASIK o cirugía refractiva LASIK. Otra forma de combatir estos defectos visuales consiste en una implantación de una lentilla intraocular.

Cualquiera de los procedimientos funciona para disminuir o eliminar la hipermetropía, miopía o astigmatismo, lo que mejora la calidad de vida del paciente.

En condiciones normales, la imagen enfocada por el ojo lo penetra a través del cristalino y la córnea, y se proyecta en la retina gracias al proceso de la refracción. La retina tiene como función transmitir la imagen hasta el cerebro mediante los nervios ópticos.

Los defectos refractivos afectan este procedimiento, haciendo que la imagen se distorsione, ya sea de lejos o cerca, provocando una visión borrosa en el paciente.

¿Qué defectos puder corregir la cirugía refractiva?

La cirugía refractiva se encarga de corregir la miopía, hipermetropía y el astigmatismo.

Operación de miopía

En el caso de la miopía, este defecto se caracteriza por producir una visión borrosa ante los objetos que se encuentran lejos. Se debe a que las imágenes que percibe el ojo están enfocadas por delante de la retina, no sobre ella.

Es una patología que aparece durante la infancia del paciente, y evoluciona aproximadamente hasta los 20 años.

Operación de hipermetropía

En cuanto a la hipermetropía, se trata de un defecto que ocasiona una visión borrosa ante los objetos que se encuentran a una corta distancia. Se debe a que las imágenes se enfocan detrás de la retina en lugar de la superficie.

Al igual que la miopía, este defecto refractivo aparece durante los primeros años de vida. De hecho, la mayoría de los recién nacidos son hipermétropes.

Operación de astigmatismo

El astigmatismo tiene sus orígenes en una deformidad de la capa externa y transparente del órgano visual, conocida como córnea. La persona que lo padece tiene una vista borrosa y distorsionada de los objetos, sin importar la distancia en que se encuentren.

Pruebas preoperatorias para cirugía refractiva

Antes de proceder a realizar el procedimiento quirúrgico para corregir los defectos refractivos, ya sea mediante la implantación de la lentilla intraocular o la LASIK, es importante que el paciente se someta a unas pruebas preoperatorias.

Estas son necesarias para que el oftalmólogo determine cuál es el tipo de procedimiento quirúrgico más apropiado para el paciente según el caso que presente; ya sea para eliminar la hipermetropía, miopía o astigmatismo.

El médico deberá tomar en cuenta la edad del paciente, el espesor de la córnea, la graduación del defecto refractivo y las condiciones generales de salud. A grandes rasgos, las pruebas que realiza son:

  • Medición de la tensión ocular de la persona, denominada como tonometría.
  • Graduación de las dioptrías y la agudeza visual del ojo.
  • Diagnóstico del segmento posterior y anterior del glóbulo ocular.
  • Estudio ocular pormenorizado: consiste en verificar la paquimetría, topografía y aberrometría corneal y la biometría láser, lo que le permite al especialista conocer el estado de la córnea que va a tratar.

Tratamientos de la cirugía refractiva

Los procedimientos quirúrgicos que corrigen los defectos refractivos se clasifican en tres técnicas diferentes:

Cirugía LASIK

Este procedimiento es una operación de los ojos a través del láser. Se realiza con una tecnología especializada llamada “femtolasik”. Se le considera como unas de las técnicas más seguras. Es ideal para corregir o eliminar por completo cualquiera de los defectos refractivos.

El procedimiento se divide en dos fases. En la primera se levanta una capa de la córnea con el láser femtosegundo. En la segunda fase, se corrige la graduación del defecto debido a que la córnea se moldea, después se coloca nuevamente la capa cornal sin la necesidad de puntos.

Lentes intraoculares

Lentes intraoculares

La implantación de estas lentillas no requiere extraer el cristalino. Ellas se colocan en la parte posterior de la pupila, específicamente entre el cristalino y el iris. Se trata de un método que se emplea, en su mayoría, en personas jóvenes.

Con las lentillas intraoculares es posible subsanar hasta 10 dioptrías del defecto de hipermetropía y 18 dioptrías de la miopía.

PRK/LASEK

Consiste en la división de la capa más superficial de la córnea con una solución especial. Se aplica el láser sobre el espesor y se eliminan las dioptrías.

Postoperatorio de la Cirugía Lasik

El postoperatorio de la implantación de lentillas intraoculares tiene una rápida recuperación, ya que el reposo del paciente dura entre 2 y 5 días. El paciente podrá continuar con sus actividades diarias sin ninguna dificultad.

Es importante que durante los primeros días evite frotarse los ojos. El uso de lentes de sol en las primeras semanas disminuye la sensibilidad que tiene el ojo por la intervención quirúrgica. Por otro lado, se prohíbe emplear cualquier tipo de maquillaje para los ojos. Tampoco se recomienda dormir boca abajo.

De igual forma, el posoperatorio de la cirugía refractiva LASIK tiene una recuperación rápida. A las 24 horas de haberse realizado el procedimiento, la persona tiene una calidad visual como si estuviera haciendo uso de los anteojos o lentes de contacto.

Es importante que cuando el paciente llegue a casa después de la cirugía LASIK tome una siesta. Esto tiene como finalidad el descanso del órgano visual. Deberá utilizar lentes de sol durante los primeros días para evitar la sensibilidad y es necesario cuidar la higiene del rostro y manos para evitar infecciones.

Riesgos o complicaciones de una operación de ojos

Aun cuando la cirugía refractiva es un procedimiento sencillo y gracias a la alta tecnología se han disminuido las posibilidades de complicaciones durante la intervención, el paciente debe seguir las instrucciones pautadas por el especialista para evitar riesgos en el postoperatorio.

El ojo seco es una de las complicaciones que surgen luego de haber realizado la cirugía LASIK o la implantación de lentillas intraoculares. Los pacientes suelen presentar irritación, enrojecimiento y sensación de un cuerpo externo en el órgano visual. Debido a esta situación se requieren las lágrimas artificiales.

La persona que se realizó la implantación de lentillas intraoculares corre un riesgo mínimo de sufrir algún tipo de infección en los primeros días posoperatorios. En este caso deberá acudir inmediatamente a la consulta con el especialista para que este le recete los antibióticos correspondientes.

En los casos de cirugía refractiva LASIK, existe la posibilidad de que se presente un ligero efecto residual del defecto refractivo. Para ello la persona deberá someterse nuevamente a un procedimiento de retoque, el cual mayormente se realiza durante las primeras 12 semanas del posoperatorio.

Requisitos indispensables para realizar cirugía refractiva

Si bien es cierto que los procedimientos quirúrgicos para corregir algún defecto refractivo son de un mínimo riesgo y rápida recuperación, no todas las personas son aptas para someterse a ellos. Para esto, previamente deberá acudir a la cita oftalmológica con el especialista, quien determinará dicha aptitud y las acciones recomendables.

Entre las personas que no pueden realizarse este tipo de cirugías se encuentran:

  • Mujeres que se encuentren en cinta, durante la lactancia o si utilizan algún tipo de hormonas.
  • Pacientes que tengan diabetes.
  • Personas que padezcan alguna enfermedad que afecte el sistema inmunológico, como la esclerosis, artritis reumatoide, lupus o VIH, entre otras enfermedades.
  • Individuos que utilicen medicamentos que alteran la cicatrización.
  • Pacientes que padezcan algún trastorno epiléptico o psiquiátrico y se encuentren medicados.
  • Personas que tengan miopía progresiva o inestable, que durante un año aumente considerablemente.
  • Pacientes que por alguna situación hayan sufrido la pérdida de un ojo.
  • Individuos que hayan padecido alguna patología previa al procedimiento quirúrgico, como una queratitis por herpes simple, queratocono, cicatrices en el ojo, zóster, entre otros.
  • Pacientes que tengan glaucoma o cataratas.

Uso de lentillas para corregir defectos refractivos

Las lentillas son unos de los tratamientos preferidos de los pacientes que padecen de algún defecto refractivo como la hipermetropía, astigmatismo o miopía. Sin embargo, en muchos de los casos, optan por un procedimiento igual de eficaz, pero más práctico.

Este es el caso de las cirugías refractivas. Ahora bien, el paciente que utiliza lentes de contacto o está próximo a realizarse estos procedimientos quirúrgicos, deberá suspender el uso de las lentillas por un tiempo.

Se debe a que es necesario que la córnea vuelva a su forma normal. Los lentes de contacto se caracterizan por generar ligeros cambios físicos sobre la superficie de la córnea. Esto ocurre por el roce producto de los cambios de hidratación o por edemas superficiales.

Cuando son lentes de contacto rígidos, el paciente deberá detener su uso tres semanas antes del procedimiento. Si son lentes de contacto blandos, bastará con una semana previa a la cirugía.

Luego de someterse a un procedimiento LASIK ya no será necesario el uso de los lentes de contacto.

5 Curiosidades sobre defectos refractivos. Sabías que:

  • La cirugía refractiva LASIK o la implantación de la lentilla intraocular no cura la miopía, solo la corrige. Sin embargo, existe una posibilidad de volver a aumentar las dioptrías luego de haber realizado el procedimiento.
  • El ojo puede ser intervenido nuevamente mediante cirugía refractiva si reaparece algún defecto como la miopía.
  • Los pacientes que padezcan queratocono no podrán realizarse la cirugía refractiva.
  • La cirugía refractiva se originó en el siglo XIX cuando se realizó la aplicación de queratotomía que corregía el astigmatismo avanzado.
  • Este procedimiento no priva a los pacientes de realizarse alguna otra intervención quirúrgica en el ojo.

Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »