• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

¿Por qué lloran los ojos al dormir? Estas podrían ser las razones

Por muy molestas que sean las lágrimas, no son malas. Por el contrario, son beneficiosas para nuestro órgano visual porque aportan humedad a la superficie. Ahora bien, ¿te lloran los ojos al dormir? Aquí te explicamos las razones más comunes. Sigamos.

Las encargadas de producir lágrimas son las glándulas lagrimales que se activan por diversos motivos. Aunque siempre buscan mantener la zona libre de agentes extraños y desechos, la producción excesiva es indicio de que algo no está bien.

¿Por qué lloran los ojos al dormir?

Y es que cuando el drenaje de las lágrimas se ve interferido por algo, comienza a generarse la indeseable acumulación de líquido. ¿Lo peor? Es más probable que esto suceda cuando estás acostado, ya que la gravedad impide que caiga en los conductos lagrimales.

¿Cuáles procesos intervienen en la producción de lágrimas?

Son diversas las funciones que cumplen en nuestro cuerpo. No solo la de mantener los ojos lubricados y fuera del peligro que causan las partículas. En pocas palabras, son un componente importante de tu sistema inmunológico. Esto se debe a que actúan contra infecciones.

¿Cómo se generan? Es una buena pregunta que pocos se hacen. Veamos. Existen unas glándulas encargadas de producirlas. Se ubican en la piel de los párpados superiores. Todo comienza con el parpadeo, movimiento que promueve la expulsión de las lágrimas.

Al mismo tiempo, otras glándulas entran en acción, produciendo aceites vitales que evitan dos cosas. Por una parte, que se evaporen con mucha rapidez. Por otra, que se derramen. Lo ideal es que antes de la evaporación, la descarga se haga por los conductos lagrimales.

No obstante, cuando son demasiadas, estas estructuras de secreción se abruman y la congestión ocasiona los ojos llorosos. En ese instante, no te preocupes porque, en primera instancia, lo que debes hacer es esperar a que se solucione sin tratamiento.

¿Por qué me lloran los ojos cuando me acuesto de noche o de día?

Es natural que cuando estés acostado, se acumulen más las lágrimas que al estar de pie o sentado. Toma en cuenta la fuerza de gravedad, de esto hablaremos más adelante. Aun así, sabemos que siempre representa un gran inconveniente.

Te aseguramos que, en algún momento, todos lo hemos experimentado. Aunque, como ya dijimos, desde un principio presta atención al tiempo que permanece la molestia y trata de detectar las causas que lo motivaron.

Si el malestar no se disipa en un corto plazo y tu cuerpo no reacciona, entonces algo relacionado con la salud de tus ojos generó esta situación. Veamos, cuáles son las 6 causas típicas que provocan que tus ojos lloren al dormir.

6 Razones por las que te lloran los ojos al dormir

Ciertas personas podrían alarmarse ante la presencia de lagrimeo nocturno. Sin embargo, antes de ser víctimas de la preocupación, vale la pena echar un vistazo rápido a las causas más comunes de los ojos llorosos al dormir.

1. La gravedad

Hablar de lágrimas es hablar de gravedad. Son procesos intrínsecos. Pero ¿si me acuesto hay gravedad? Bueno, el drenaje lagrimal es un sistema que trabaja en dos tiempos: activo y pasivo. Continúa leyendo para que sepas a qué nos referimos.

Inicia con la fase activa. Específicamente, cuando los conductos lagrimales se ven presionados, de forma negativa, por los músculos de los párpados. Es un movimiento que atrae las lágrimas en la parte interior de la estructura.

Luego, comienza a actuar la parte pasiva: la gravedad, permitiendo que el fluido llegue a los conductos. Ahora bien, lógicamente, si estás acostado, esta fuerza no actúa y, por ende, no hay nada que empuje las lágrimas hacia el sistema de drenaje.

En pocas palabras, la inactividad de este proceso genera que se acumule el líquido en los ojos al dormir.

2. Presión facial

¿Tus ojos se mantienen un poco abiertos mientras duermes? Quizás no lo notes. Sin embargo, es más común de lo que imaginas. Esto se produce porque la presión que ejerces sobre ellos, cuando te acuestas de lado, impide que se cierren por completo.

De esta forma, la zona se reseca, generando llanto. ¿La solución? Para evitar que tus ojos toquen elementos, como la almohada o la ropa de cama, cambia la posición en que sueles dormir cada noche.

3. Bostezar

¿Bostezas y lagrimeas? A todos nos pasa. Ocurre porque al momento de realizar el movimiento, los músculos que se encuentran alrededor de los ojos se contraen y presionan las glándulas lagrimales.

Durante el día es probable que bosteces en algunas ocasiones. No obstante, es más común en la noche, al acostarte, porque es cuando te sientes más cansado. Es una acción natural del cuerpo humano que no puedes evitar.

4. Ojos secos

El lagrimeo excesivo es el padecimiento más común de quienes sufren de ojo seco. Una condición que no se deja a un lado con facilidad y que, evidentemente, se exacerba al dormir o al estar acostado.

Las alergias, el mal uso de lentillas, los largos periodos viendo pantallas, el viento o la exposición al aire seco, algunos medicamentos y los cambios que se producen en el órgano visual por vejez, son algunas causas de los ojos secos. Ver a un médico y usar gotas puede ayudar con este problema. Consulta aquí las marcas y precios de gotas para ojos secos.

5. Conducto lagrimal obstruido

Los niños son los más propensos a sufrir este trastorno por el lagrimeo persistente que se genera en la etapa infantil. El conducto se bloquea, las lágrimas no tienen la fuerza para salir y se acumulan por largo tiempo. Dicha obstrucción puede ser parcial o total. ¿Las causas?:

  • Defectos de nacimiento
  • Infecciones
  • Lesiones
  • Cambios relacionados con la edad
  • Tumores

6. Blefaritis, conjuntivitis y otras infecciones

El lagrimeo excesivo también es causado por distintas afecciones muy comunes. Veamos:

  • Blefaritis: párpados inflamados por las infecciones que producen los ácaros de las pestañas, la disfunción de las glándulas sebáceas y algunos medicamentos.
  • Ojos rojos: también conocida como conjuntivitis. Se caracteriza por darle un tono de rosa a rojo a los ojos, debido a que los vasos sanguíneos se inflaman por virus o bacterias.
  • Orzuelo: aparece cuando una glándula obstruida se inflama y produce un bulto cerca del ojo, que suele ser rojo y muy doloroso.
  • Infección del saco lagrimal: su nombre científico es dacriocistitis. Es una infección que se produce en el saco lagrimal del sistema de drenaje.

Pero ¿cómo afecta estar acostado? Precisamente, las lágrimas no tienen facilidad para salir por el conducto, el drenaje se torna más deficiente y los síntomas de cada afección empeoran.

¿Qué debo hacer para que mis ojos dejen de llorar al dormir?

No te alarmes si tus ojos no dejan de lagrimear. Intenta solucionarlo por tu cuenta. Por ejemplo, duerme un poco más. Otra opción es que disminuyas el tiempo que pasas utilizando pantallas. Nada de computadoras ni teléfonos. Además, siéntate lejos de la TV.

Estas son medidas preventivas. ¿No sirven? Entonces, haz lo siguiente:

  • Toma una almohada y apoya la cabeza.
  • No dejes que las infecciones oculares se prolonguen. Haz algo rápidamente para acabar con el malestar.
  • Las lágrimas artificiales son tus aliadas. Seca la zona y aplícalas.
  • Otro amigo es el antihistamínico si el lagrimeo es una consecuencia de alergias.
  • Evalúa los posibles alérgenos que te puedan causar daño.
  • Agrega humedad al aire. Utiliza un humidificador.
  • Evita que el aire esté direccionado hacia ti.
  • ¿Lentes de sol? Siempre son útiles.
  • Si se trata de una infección. Ve a un especialista.

¿Persiste la acumulación de líquido en las cavidades? Llama o visita a un oftalmólogo de confianza. Primero, pregunta si existe la posibilidad de que la condición sea generada por un medicamento. ¿Comprobaron que no es el caso? Entonces, comenzará la revisión.

Después de todo, el objetivo es aliviar la incomodidad cuanto antes.

¿Qué indican los ojos llorosos?

Como lo hemos mencionado, es importante no llegar a conclusiones rápidas. Que los ojos lloren cuando duermes no es un problema preocupante, sino uno en el que necesitas actuar rápidamente. Ahora bien, preocúpate cuando no hay nada que mejore el trastorno.

Y es que no hay dudas de que esta situación se puede presentar por una miríada de problemas. Entre tanto, es posible que no solo guarde relación con el órgano visual, sino con otras patologías iguales o más delicadas, como la diabetes, tuberculosis, lupus y más.

Como ves, los ojos llorosos podrían indicar el principio de un cuadro de salud que amerita revisión. Entonces, ¿quiénes son tus mejores aliados para esta situación? Estar calmado y, si no encuentras solución en casa, un médico experto.

Ten a la mano el contacto de un oftalmólogo

Te darás cuenta de que necesitas ir al especialista cuando te levantes, laves la cara y no cambie la situación en el día o la noche siguiente. Por más que sea una afección común, no es normal que dure tanto.

De hecho, que se alargue la afección podrá ocasionar dolores de cabeza, sensibilidad en la zona que bordea la nariz o moretones inexplicables en los ojos. No nos cansaremos de decirlo, ante señales preocupantes, ten a la mano el contacto de un especialista.

Incluso, existen casos donde esto ha desarrollado un problema crónico. Por lo tanto, si se prolonga y está acompañado de otras dolencias y afecciones, es primordial que consultes a tu médico.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »