Heterocromía del iris: qué es, tipos y causas

Las Lentillas para ocultar la Heterocromía

El iris forma parte del sistema óptico de las personas y animales. Es una membrana de forma circular que se presenta en varios colores. En el centro de él encontramos la pupila, caracterizada por ser la abertura central que facilita la entrada de la luz al interior del órgano visual.

Controla mediante la pupila cuál es la cantidad de luz que ingresa al globo ocular. ¿Su objetivo? Proporcionar un mejor enfoque de las cosas en la retina. Es posible debido a que tiene la capacidad de expandirse y contraerse mediante el siguiente proceso:

Los músculos orbiculares y la pupila se contraen si la persona se encuentra en un área con mucha iluminación, dejando pasar poca cantidad de luz al órgano visual a través de la retina.

Si existe poca iluminación la pupila se expande. Por lo tanto, los músculos orbiculares se relajan, y en este caso existe un mayor paso de luz a la retina.

Heterocromía del iris y el color del iris

¿Sabes cuál es la función secundaria del iris? Otorgarle a cada persona un color de ojos característico. La tonalidad de cada quien depende de dos factores: la cantidad concentrada de melanina que tenga cada persona, y el grosor de las láminas que permiten la pigmentación.

Cuando la concentración de melanina y las láminas de la retina son mayores, presenta tonos oscuros. En los casos contrarios, si la concentración y el espesor son delgados, el color del iris será claro.

Comúnmente mayoría de las personas tienen una concentración elevada de melanina. Por esta razón tienen los ojos color marrón, tonalidad reconocida como la más usual. Adicionalmente, los colores verdes, grises y azules pertenecen a los individuos con poca pigmentación.

Puede ser que un mismo sujeto tenga ojos de diferentes colores. Este fenómeno lleva el nombre de “heterocromía”. También es probable que se presenten dos tonalidades distintas en un mismo ojo.

Heterocromía en humanos

Se trata de una anomalía que se manifiesta cuando una misma persona tiene ojos de distintos colores. Existen pocos tipos de este fenómeno. Verás, se conoce la heterocromía en humanos completa, que se presenta cuando el iris de un ojo, es distinto al del otro, en el mismo individuo.

Y la heterocromía en humanos parcial donde una parte del iris es distinta a otra parte de él en el mismo ojo. Esta es la menos frecuente, pero igualmente se conocen casos de esta variedad.

Los distintos colores del iris se deben a la herencia genética. Sin embargo, los niños con edades comprendidas entre los cinco y diez meses, suelen presentar colores claros como el gris. Lo cual se debe a que el iris no ha madurado completamente. Luego de este tiempo se establecerá el color permanente.

Heterocromía congénita

Cuando abordamos este tema es importante aclarar que la heterocromía del iris deviene de múltiples causas. En muchos casos los bebés nacen con esta anomalía, o la desarrollan días después de haber nacido, a esto se le denomina “heterocromía congénita“.

En estos casos, donde los niños nacen con heterocromía del iris, no suelen presentar síntomas, no manifiestan problemas oculares distintos y tampoco sufren daños a su salud en general. Entre las causas de la heterocromía congénita tenemos:

  • Síndrome de Horner. Es la interrupción de una de las vías nerviosas que conectan el cerebro con el rostro y el ojo.
  • Heterocromía benigna, aquella que no produce síntomas.
  • Por el síndrome de Sturge-Weber. Trae consigo malformaciones vasculares ipsilaterales oculares, faciales y capilares.
  • Piebaldismo. También conocido como un síndrome que ocasiona despigmentación en ciertas áreas.
  • Debido a la enfermedad de Bournerville. Es una afección genética o una esclerosis tuberosa, ella causa tumores benignos en los riñones, cerebro, órganos oculares, entre otros.
  • A causa del síndrome de Bolch-Sulzberger, el cual produce una genodermatosis que genera lesiones dentales, cutáneas, neurológicas y oftalmológicas.

Heterocromía adquirida

Esta es una heterocromía ocular que se presenta en la persona después del nacimiento, un poco tarde. Es decir, cuando el sujeto tiene una edad avanzada. También puedes conocerlo como “heterocromía adquirida”.

Existen múltiples causas de la heterocromía ocular adquirida, entre ellas están:

  • Lesión ocular. Es importante que cuando el paciente sufra algún tipo de lesión acuda inmediatamente al oftalmólogo para verificar el estado del órgano visual.
  • Por un sangrado interno del globo ocular que puede ser producto de alguna lesión grave.
  • Por una uveítis o inflamación de una parte del iris, de la coroides y el cuerpo ciliar. Presenta síntomas como enrojecimiento, dolor de ojos, picor, visión borrosa y distorsionada, y alta sensibilidad a la luz.
  • Aparece debido al impacto de tumores melanomas.
  • Enfermedad ciclitis heterocromática de Fuch, donde se inflama la parte anterior del ojo.
  • A causa de tumores benignos o malignos en el iris.

Otras causas de la heterocromía

Como hemos mencionado anteriormente, la heterocromía en humanos se presenta por múltiples razones que varían de una persona a otra. No obstante, siempre es importante acudir al especialista en oftalmología para indagar cuál es el origen de esta condición.

Entre otros motivos de la heterocromía del iris tenemos:

  • Albinismo. En este caso el iris presenta una coloración muy clara, casi traslucida. Esto se debe a la ausencia de los pigmentos de la cara posterior y estromal.
  • Siderosis. Ocurre por ciertos depósitos excesivos de hierro directamente en el iris. En consecuencia, se altera su coloración ocasionando la heterocromía adquirida.
  • Glaucoma. Cuando el nervio que se encarga de conectar el cerebro del ojo está dañado por presiones oculares elevadas.
  • Por algunos medicamentos que se encargan de tratar el glaucoma, como el latisse.
  • Síndrome de dispersión pigmentaria. Sucede cuando de forma anómala se liberan grandes cantidades de pigmento en el glóbulo ocular.
  • Diabetes mellitus. Debido al exceso de azúcar en la sangre, afectando al órgano visual.

Tipos de heterocromía ocular

Existen diferentes tipos de heterocromía del iris, entre ellos tenemos:

Heterocromía completa

Esta es la anomalía que afecta a muchos gatos, perros de la raza dálmata y huskie siberiano, como también se presenta en algunas personas.

Dicho fenómeno ocurre cuando una persona o animal tiene el iris de un color diferente al del otro, por ejemplo, un ojo de color marrón y otro color azul.

Heterocromía parcial

Esta anomalía es muy común en los perros de raza pastor australiano y border collie. Pero también puede presentarse en los humanos.

Al contrario de la heterocromía completa, quien la padece tiene el ojo de dos colores diferentes. Es decir, una parte del iris es color marrón y la otra parte de color azul, por ejemplo. Además, el otro ojo es de uno de estos dos colores.

Heterocromía central

Se manifiesta porque el iris tiene un color distinto al de la parte ciliar o media-periférica. Por lo tanto se forma un círculo que rodea la pupila.

La heterocromía central es la más común en los diafragmas que poseen poca concentración de melanina.

Diagnóstico y tratamiento de la heterocromía ocular

Cuando la heterocromía ocular aparece en bebés, es necesario que los examine un especialista en oftalmología infantil. Él se encargará de confirmar dicha anomalía y procederá a buscar el origen, con el fin de determinar si es producto de una enfermedad que pudiese afectar al pequeño.

En la mayoría de los casos, la aparición de heterocromía del iris no se debe a afecciones de gravedad que causen alguna variación en cuanto a la visión. Sino únicamente en el color de ojos. No obstante, es necesario acudir al médico para descartar cualquier tipo de enfermedad.

En caso de presentarse una heterocromía adquirida, también es importante asistir a una consulta oftalmológica. El médico se encargará de determinar cuál fue la causa subyacente. El examen visual realizado de manera detallada permitirá establecer algún tratamiento en caso que se requiera.

Los tratamientos dependerán de las afecciones distintas a la heterocromía que presente el sujeto. Esta anomalía solo manifiesta un síntoma: la diferencia de tonalidad de un iris con otro, o del mismo en un ojo.

Heterocromía en animales

Bien sabes que la heterocromía es un fenómeno que afecta a las personas, y se caracteriza por ser una anomalía poco común en ellos. Pero esta afección es más frecuente en los animales. Sobre todo en los gatos o perros de ciertas razas.

La heterocromía del iris es una enfermedad que no pone en peligro la salud de nuestras mascotas, tampoco afecta su visión. El síntoma por excelencia, al igual que en los humanos, es la tonalidad distinta de cada ojo.

Las causas de heterocromía en animales también se deben a orígenes congénitos, o son producto de alguna lesión que haya sufrido el gato o el perro. Aunque la principal causa es la herencia genética.

Cabe destacar que en los gatos es común la heterocromía del iris en cualquier raza. Mientras que en los perros, los casos se presentan en las siguientes razas: huskies siberianos y dálmatas.

Tener ojos de diferente color resulta interesante. Esta rareza resulta atractiva para el mundo que te rodea o para quien desea obtener una mascota con estas cualidades. Aunque es fascinante, vale la pena dedicar unos minutos a conocer de qué trata y cuáles son sus implicaciones.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »