• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Fotoqueratitis: cómo prevenir la ceguera de la nieve

¿Quemadura solar en tus ojos? Suena raro, pero es posible. Es una afección temporal, muy dolorosa, que se produce en los globos oculares cuando los expones a rayos ultravioleta (UV). Tanto los que provienen del sol, como los de fuentes artificiales.

Si la padeces porque subiste a elevaciones muy altas, como montañas, posiblemente escuches que también se refieran a ella como: ceguera de la nieve. Pues, en estos lugares, las personas están expuestas a la inclemente luz solar que refleja la nieve y el hielo.

Fotoqueratitis: cómo prevenir la ceguera de la nieve

No obstante, los equipos de soldadura por arco, las cabinas de bronceado y lámparas halógenas de escritorio son otras causas que propician este malestar visual. El cual puede dañar las células epiteliales de las córneas y hacer que se desprendan.

De igual modo, afecta la conjuntiva. Es decir, al tejido que protege y recubre la parte blanca de los ojos y la zona interior de los párpados. Sin embargo, las consecuencias permanecen por poco tiempo. Normalmente, unas pocas horas. Quizás, un par de días.

¿Quiénes están más propensos a sufrir fotoqueratitis?

El riesgo es inminente para quienes participan o ejecutan ciertas actividades donde los rayos UV están presentes. Por lo tanto, deben estar más atentas, las personas que:

  • Cumplen con rutinas al aire libre y sin ningún tipo de protección para evitar los daños del sol. Por ejemplo: quienes hacen ejercicios, escalan montañas, nadan o esquían.
  • Usen camas de bronceado o lámparas solares. También, quienes trabajan o suelen pasar mucho tiempo en sitios expuestos a luz ultravioleta.
  • Vivan en alguno de los 60 países que conforman el cinturón solar, pues reciben la mayor cantidad de radiación en el planeta. Entre ellos, México, China, Australia, Singapur e India.
  • Vivan en altitudes altas, debido a que estos lugares están severamente expuestos a los rayos UV.

Causas de la fotoqueratitis

Los rayos ultravioleta solares, como los UV-A y UV-B, causan daños en los ojos a corto y largo plazo. Claro, que los UV-C también son dañinos, no obstante estos son absorbidos por la capa de ozono, sin ocasionar efectos adversos en la tierra.

Ahora bien, además de la luz del sol directa, otros factores que causan fotoqueratitis son:

  • La luz que reflejan la nieve, hielo, agua, arena o cemento.
  • Equipos de soldadura de arco.
  • Las lámparas que están integradas a las cabinas y camas de bronceado.
  • Lámparas de inundación fotográfica.
  • Lámparas halógenas de escritorio.
  • Lámparas de vapor de mercurio.
  • Relámpagos.
  • La luz láser.
  • Chispas eléctricas.

¿Has escuchado que mirar un eclipse sin protección puede dañar la vista? Bueno, ten presente que esta también es una de las principales causas que genera las quemaduras en la retina, cuyos efectos son graves y duraderos.

Síntomas de la fotoqueratitis

Son diversos los síntomas que aparecerán tras contraer fotoqueratitis. Aparecen en las siguientes 6 a 12 horas después de estar en un lugar expuesto a los rayos UV. Incluso, en muchas ocasiones surgen tan solo 60 minutos después.

La noticia más alentadora es que dejarás de sentirlos en poco tiempo. Unas 24 o 48 horas para ser exactos. Pero, esto no significa que sea menor el riesgo de que se desarrollen otras complicaciones a largo plazo, como degeneración macular o cataratas.

Todo depende del tiempo que estuvieron tus ojos expuestos al peligro sin protección. Por ende, cuanto más extenso haya sido ese período, más graves y prolongados serán los síntomas. A menudo estos son los resultados que la radiación UV generará:

  • Dolores de cabeza.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida temporal de la visión.
  • Hinchazón de la zona.
  • Párpados contraídos.
  • Ojos llorosos o lagrimeo.
  • Enrojecimiento y dolor en los ojos.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Aparición de halos en la vista.
  • Sensación arenosa en los ojos.
  • Cambios de color en la visión.

Complicaciones más peligrosas

Incluso, si la exposición a los rayos UV fue por poco tiempo o en pequeñas cantidades, el riesgo de que las consecuencias empeoren es latente. Esto ocurre porque la radiación es acumulable, entonces cada minuto cuenta para que el caso se agrave.

Además de sufrir cataratas o degeneración macular, como ya lo dijimos, también puede provocar la aparición de elevaciones de tejidos. Específicamente, se producen en la superficie del ojo y son de dos tipos.

Por una parte, están las más comunes. Son las pinguéculas, un tumor que es benigno y muy común. Y por otra, los pterigiones, unos subcrecimientos que se forman en la conjuntiva. Por lo general, ambas se exterminan con tratamiento en casa.

¿Cómo se diagnostica la fotoqueratitis?

La decisión más apropiada en estos casos, como en cualquier otro donde la salud se vea afectada, es acudir al especialista. Él hará un examen exhaustivo, donde además de revisar los ojos, te preguntará sobre las actividades más recientes que hiciste.

También, querrá saber un poco sobre tu entorno laboral. De esta manera podrá tener una idea definitiva de lo que tienes para determinar el daño en tus ojos y su gravedad. En algunos casos, el oftalmólogo colocará unas gotas en cada orificio ocular.

Estas contienen fluoresceína y permiten saber si hay desprendimiento. Para diagnosticar la fotoqueratitis, el examen físico debe arrojar daño bilateral. En cambio, si es unilateral, posiblemente, el causante de todo sea un cuerpo extraño ubicado en la córnea o el tarso.

Tratamiento para la fotoqueratitis

Apenas experimentes uno de los síntomas, dirígete de inmediato a una habitación oscura. Además, si usas lentes de contacto, retíralos con cuidado y no te los vuelvas a colocar. Y, aunque te cueste mucho, no te frotes los ojos.

En cambio, coloca toallitas frías sobre cada uno de los ojos cerrados. Esto aliviará el malestar y dolor. Acompaña con lágrimas artificiales que, de ser posible, deben estar nuevas. En caso de que permanezca la molestia, usa algún antiinflamatorio no esteroideo.

Debe ser oral y de venta libre. El ibuprofeno es el más común. Con estas medidas, la afección deberá desaparecer en poco tiempo. Hablamos de horas o, máximo, dos días. En caso de no ser así o de experimentar pérdida de la visión, es momento de ir al oftalmólogo.

Hazle seguimiento al caso

Luego de ir al especialista es necesario planificar algunas visitas más para hacerle seguimiento al desarrollo de la afección. Posiblemente, debas volver a verlo un par de días después del diagnóstico inicial. De esta manera, podrá reevaluar lo pautado.

Así garantizará que el malestar se detendrá. O en su defecto tomará nuevas medidas contra algún otro dolor que haya aparecido. Si no haces esto, es probable que a largo plazo aparezcan otras patologías, como eritema, melanoma maligno o cáncer en la piel.

Prevención usando gafas de sol

Existe una noticia que te alentará: es posible prevenir la fotoqueratitis. Es decir, que no deberás dejar de hacer esas actividades que te gustan tanto al aire libre y, mucho menos, abandonar tu trabajo. Para ello, los lentes de sol son el mayor aliado.

Lea también: ¿Cómo Protegerte los Ojos de los Rayos Solares?

Úsalos para el sol o para la nieve. El objetivo es que bloqueen los rayos UV o los absorban en un 99% o 100 %, mientras que estés al aire libre. De hecho, procura que usen tecnología envolvente y en su defecto, trata de adquirir unos que tenga paneles laterales.

Por otro lado, busca unos que cumplan con los requerimientos del American National Standards Institute (ANSI). Esto determina las propiedades adecuadas que deben tener los lentes de sol para bloquear los rayos UV.

De esta manera, impedirás que la luz solar, el resplandor de la nieve, agua o arena lleguen hasta tus ojos para causar quemaduras. A esto, suma un sombrero, preferiblemente que sea de ala ancha. El mismo efecto, lo conseguirás con una visera.

De este modo, toda tu cara estará protegida de los rayos dañinos. La combinación de estos elementos te hará pasar experiencias increíbles sin el temor de futuras afecciones. Incluso, úsalos, aunque esté nublado el día.

¿Qué hago con los lentes de contacto?

Existen lentes de contacto fabricados para absorber los rayos UV. ¿Trabajas o pasas mucho tiempo jugando en ambientes soleados? Habla con tu oftalmólogo para que determine cuáles serán los más favorables para ti.

Y es que son lentes especiales que bloquean la radiación mucho antes de que te des cuenta. De hecho, no sentirás que los tienes puestos, pues su diseño tiene el objetivo de que puedan pasar desapercibidos, como si fueran lentes normales.

¿Cómo prevenir la fotoqueratitis en el trabajo?

¿Eres un posible paciente por exposición ocupacional? Entonces, es obligatorio que tu empleador te proporcione todos los equipos necesarios para tu bienestar físico. Entre ellos, protectores oculares y faciales. Indaga más al respecto.

En este caso, es inminente que los dispositivos cumplan los requisitos que se encuentran explícitos en las normas ANSI elaboradas para este tipo de trabajos. Por ejemplo, si eres soldador debes exigir un protector facial al que se le puedan ajustar los niveles de sombra.

Ya sea para tratar o prevenir la fotoqueratitis, lo más seguro es que mantengas contacto recurrente con tu especialista de confianza. Es común escuchar, que lo recomendable es ir una vez al año. Sin embargo, si eres un paciente potencial, visítalo más seguido.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »