• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

¿Cuál es la relación entre el sueño y la salud visual?

¿Sabías que no dormir lo suficiente puede afectar tu visión? Cuando te privas del sueño por estar realizando alguna actividad, ya sea trabajar en la computadora, mirar el teléfono, leer un libro o ver un programa en la televisión, tus ojos tampoco descansan.

El tiempo prolongado que pasas sin cerrarlos genera diversos síntomas, entre ellos, fatiga ocular, ojo seco y párpados nerviosos. Además, el esfuerzo por mantenerse en vigilia altera la parte del cerebro que se encarga de procesar la información visual.

Por eso, te cuesta distinguir los objetos y las letras, ya que no estás procesando normalmente las imágenes. Para reponerse del trabajo realizado durante el día, la vista necesita como mínimo 5 horas de reposo nocturno.

Mientras menos descanses, mayores serán las manifestaciones externas que tengas. Por ejemplo, párpados hinchados, ojeras muy marcadas, enrojecimiento y bolsas debajo de los ojos que evidencian claramente el trasnocho.

Efectos de la fatiga visual

Con el cansancio visual surgen una serie de signos como dolor de cabeza y dificultad para fijar la vista en algún objeto. También molestias en el cuello, hombros o espalda, ojos llorosos o secos, mayor sensibilidad a la luz y visión doble o nublada.

Eso suele ocurrir a menudo a quienes laboran o estudian durante mucho tiempo frente al ordenador o los libros. Al cabo de varias horas, comienzan a tener problemas para seguir trabajando debido a la fatiga que eso les ocasiona.

Efectos de la fatiga visual

Si navegas por Internet hasta llegado el momento de dormir, a tu cerebro se le dificulta más enviar la señal de irse a descansar. En consecuencia, se reduce el periodo de inactividad para reponer energías y relajar la musculatura.

Mirar las pantallas resplandecientes de los celulares o tabletas en espacios oscuros, te vuelve más susceptible a tener cansancio visual digital. Si no puedes evitarlo, utiliza las aplicaciones que permiten reducir la luz azul de los dispositivos móviles.

Calidad de sueño y ojo seco

La corta duración y mala calidad del sueño afecta particularmente a las personas con enfermedad de ojo seco (EOS). En 2021, la Universidad de Groningen, en Países Bajos, presentó un estudio para demostrar el impacto que tiene en estos pacientes.

Esta afección aparece cuando el globo ocular no produce la cantidad adecuada de lágrimas para mantenerlo humectado, o las evapora rápidamente. Sus síntomas incluyen: dolor, ardor, visión confusa e intolerancia a la luz.

Los autores de dicha investigación evaluaron a 71.761 personas de ascendencia europea para conocer los factores asociados entre ambos problemas. Encontraron que casi uno de cada dos pacientes con esa patología dormía mal.

Su calidad del sueño era similar a la de quienes tienen trastornos crónicos como osteoartritis y apnea obstructiva, según señalaron. El resultado fue el mismo tanto en jóvenes como adultos, mujeres y hombres, debido en parte a la presencia simultánea de otras enfermedades.

Tic o párpado nervioso

La sequedad ocular por no dormir adecuadamente y trabajar sin pausa en la computadora, afecta también la salud de los párpados. Es posible que sientas un movimiento repetitivo e involuntario del músculo orbital y no seas capaz de controlarlo.

Esa condición, conocida como mioquimia palpebral, puede llegar a ser molesta debido a que se presenta acompañada de otros síntomas. Por ejemplo, fotosensibilidad y visión borrosa, lo cual dificulta realizar ciertas tareas cotidianas como conducir y leer.

El temblor es más habitual en la parte inferior y generalmente es imperceptible. Cuando te ves en el espejo no lo notas aunque sientas muchas palpitaciones. Sin embargo, hay casos en los que sí es visible porque a la persona se le cierra por completo el párpado.

Para prevenir el tic en el ojo se recomienda dormir la cantidad de horas necesarias y desconectar todos los aparatos electrónicos antes de ir a la cama. Asimismo, se aconseja realizar un suave masaje en la zona afectada para que desaparezca.

Uso de lentillas en las noches

En cuanto a los lentes de contacto, dormir con ellos puestos no afecta la calidad del sueño.

Lea también: Lentillas CRT: lentillas que corrigen la miopía mientras duermes

Horas de descanso y glaucoma

Por otro lado, un estudio de la revista Journal of Glaucoma, vincula el hecho de dormir poco, mal o en exceso con el glaucoma. Esta afección del nervio óptico es la segunda causa de ceguera en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La investigación se basó en una encuesta sobre la calidad del sueño, realizada a 7 mil personas con esa patología, en Estados Unidos. Las preguntas se enfocaron principalmente en conocer el tiempo de reposo, las dificultades para quedarse dormido y la existencia de algún trastorno.

Quienes dormían 10 horas o más, presentaron triple riesgo de tener esa condición, en comparación con las que lo hacían 7 horas. En tanto que, las que duraban menos de 10 minutos en dormirse, eran más propensas que las que tardaban mayor tiempo en hacerlo.

Los participantes que dijeron tener somnolencia y falta de concentración durante el día, resultaron ser también más vulnerables a perder la visión. Asimismo, se encontró que la apnea del sueño podría empeorar los daños del nervio óptico en pacientes con glaucoma.

Repercusiones estéticas del sueño

La pérdida de horas de sueño nocturno ocasiona, asimismo, problemas estéticos a nivel de los ojos. Cuando no se descansa lo suficiente, el cuerpo no tiene tiempo de recuperarse como debiera y eso se refleja en la mirada.

La falta de reposo entorpece la circulación de la sangre haciendo que se dilaten los vasos capilares y aparezcan las temidas ojeras. Esas marcas oscuras debajo de los párpados resaltan sobre el resto de la piel, dando una sensación de agotamiento.

Hay personas que retienen líquidos mientras duermen y amanecen con los ojos hinchados. Descansar mal provoca igualmente un aspecto cansado. Si eres una de ellas, es posible que al levantarte notes una inflamación o tengas bolsas en la zona inferior.

La solución para estos problemas es el sueño reparador. Es más importante para la salud dormir profundamente y sin interrupciones, que pasar muchas horas en la cama en un estado de reposo superficial y entrecortado.

Importancia de adquirir buenos hábitos de salud visual

Si bien, en esta época resulta difícil apartarse de las pantallas, es fundamental adquirir hábitos saludables para evitar problemas de visión. Si sacrificas horas de sueño por trabajar frente al ordenador o revisar mensajes desde el celular, la vista te pasará factura.

Para empezar, dificultará que te concentres en las tareas cotidianas durante el día. Por ejemplo, conducir el auto, lo cual conlleva un peligro de accidente. Del mismo modo, podría originar un suceso laboral al manipular una máquina en estado de somnolencia o una caída.

Intenta regular los horarios tanto para acostarte como levantarte. De esa manera, te acostumbras a ir a la cama a la misma hora y podrás relajar los músculos oculares. Son nueve en total los que usas sin parar durante el período de actividad y necesitan reposar.

Los párpados mantienen lubricados los ojos por las noches al estar cerrados. Eso beneficia a la superficie ocular porque la protege de agentes externos. Del mismo modo, la retina requiere pausas extras para un mejor desempeño.

¿Cuánto tiempo requieres para descansar?

La necesidad de horas varía en cada persona por factores como la edad y condicionantes genéticos. No obstante, los límites suelen estar entre las cinco y seis hasta nueve y diez. El transcurso del tiempo afecta tanto la cantidad como la calidad.

¿Cuál es la relación entre el sueño y la salud visual?

Generalmente, un adulto precisa de siete a ocho horas para conseguir el descanso, mientras que un anciano duerme solo seis. En todo caso, los signos externos del día siguiente, como el cansancio, la somnolencia, entre otros, son los que indican si han sido suficientes o no.

Para mejorar la calidad del sueño se recomienda realizar alguna actividad física como caminar, nadar o andar en bicicleta durante el día. Comer algo ligero en la cena, evitar el alcohol, las bebidas con cafeína y no fumar ayudan a la relajación.

Procura no hacer siestas demasiado largas, reduce el ruido y la luz al dormir. Si a pesar de eso no logras hacerlo bien o tienes molestias visuales, acude al oftalmólogo para descartar cualquier patología grave asociada con la vista.

De cualquier forma, realizarse un examen oftalmológico anual preventivo te ayudará a mantener tu salud visual, y solventar de manera oportuna cualquier inconveniente que se presente.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »