Atención al Cliente
Atención al Cliente

Lentes ocupacionales: qué son y para qué sirven

En un mundo donde la tecnología y la comunicación digital ocupan gran parte del día, es común que las personas dediquen varias horas a permanecer frente a las pantallas. Lo que podría ocasionar fatiga visual y otras molestias que se solucionan con lentes ocupacionales.

Los lentes ocupacionales son elaborados para quienes pasan mucho tiempo frente dispositivos digitales. Ya sea porque así lo exige su rutina de trabajo o simplemente, por entretenimiento, en líneas generales esto se traduce en vista cansada, dolores de cabeza y mareos.

Estas gafas están diseñadas solo para la lectura en una distancia cercana e intermedia. Por lo que son ideales para el trabajo de oficina, donde enfocas tanto en una distancia corta (40 centímetros), o distancia media (50 cm a 150 cm), como la pantalla de tu ordenador.

Dicho tipo de lentes le dará confort y relajación a tu vista. Además podrás mejorar tu postura al sentarte, porque no tendrás que acercarte más de la cuenta a la pantalla. ¿La razón? Al colocarte estas gafas tu campo de visión se amplía en distancias próximas.

De esta forma, los cristales ocupacionales no solo te permitirán tener una mejor salud visual. Sino que también disminuirán los dolores de cuello, hombros y espalda, haciendo que tu jornada laboral sea más amena y agradable.Lentes ocupacionales

Gafas ocupacionales Vs. Progresivas

Es importante destacar que los lentes ocupacionales no son sustitutos de los cristales progresivos. De hecho, dependiendo del diagnóstico del paciente o al área específica que requiera atender, se pueden utilizar tanto las gafas progresivas como los cristales degresivos.

Por ejemplo, una persona con presbicia, conocida como la dificultad para ver con claridad objetos que están a una distancia cercana, tal vez necesite ambos tipos de lentes. Los ocupacionales para la oficina y los progresivos para cuando fije la vista en una distancia larga.

Vale acotar que los cristales degresivos son una opción para aquellos que nunca han utilizado gafas progresivas, porque la adaptación es más sencilla. Esto se debe a que cubren menos distancia: 1 metro a 40 centímetros.

Asimismo, las personas miopes e hipermétropes, también pueden usar gafas ocupacionales para corregir las distancias intermedia y cercana. Sin embargo, no tendrán ningún efecto con la visión lejana, por lo que es recomendable usar los dos tipos de lentes u optar por las progresivas.

Razones para elegir gafas ocupacionales o de lectura

Los lentes ocupacionales sirven para enfocar varias distancias. Por ejemplo, puedes fijar tu vista en el ordenador que generalmente se encuentra a unos 60 u 80 centímetros. O por el contrario, utilizarlos para fijar tu vista en el papel, si escribes a unos 40 centímetros o menos.

Por su parte, las de lectura se usan para enfocar distancias cortas, como al momento de leer una revista. Pero si fijas tu mirada en el ordenador, tendrás que acercarte porque la distancia es mayor a la que abarcan los lentes de lectura. Lo que se traduce en una postura perjudicial para tu columna.

Otra de las ventajas de los cristales degresivos, es que debido a su diseño único para fijar la visión en distancias cercanas e intermedias, el campo de visión será mucho más amplio que cualquier cristal progresivo.

No obstante, ten en cuenta que antes de decidir qué tipo de lentes usar, debes consultar a un médico oftalmólogo. Tu salud visual es un asunto que merece atención, así que siempre acude a tu especialista para una evaluación completa.

Uso de los cristales degresivos

Uno de los aspectos a tomar en cuenta es que independientemente de sus ventajas, no siempre son necesarias o aconsejables para todas las situaciones. De igual forma, en caso de necesitarlas deberás contar con la asesoría de un optometrista para que personalice tus gafas degresivas.

No pierdas de vista que los lentes ocupacionales están indicados para personas cuyo estilo de vida amerita el uso constante y prolongado de una computadora, tablet, teléfono celular o cualquier otro dispositivo digital.

Percibir contrastes, diferenciar los colores y alternar entre las distancias focales largas y cortas, a menudo genera fatiga ocular. A su vez produce síntomas molestos que deterioran tu salud visual. De ahí la importancia de estos lentes.

Su uso dependerá de la evaluación de un optometrista. Especialista que determinará cuáles son las indicadas para ti, de acuerdo con los problemas visuales ya existentes como miopía, hipermetropía, astigmatismo.

3 Beneficios de los lentes ocupacionales

Son ideales para quienes pasan mucho tiempo frente al computador. Están destinados especialmente para los que trabajan muchas horas frente a un ordenador o dispositivos digitales, puesto que gradúan la visión en distancias cercanas e intermedias.

1. Confort visual

Estos cristales proporcionan amplia profundidad de campo. Lo que significa mayor capacidad para ver nítido en espacios próximos e intermedios, garantizando así la comodidad visual del usuario. No tendrás que fijar la vista en detalles que no percibías.

Con ellos podrás desarrollar tareas diarias con precisión y eficacia. Al tener mayor profundidad de campo, podrás enfocar detalladamente en un entorno más próximo.

2. Mejoran la postura

Al principio de la jornada laboral tu espalda está recta, pero al pasar las horas te puedes ir encorvando para acercarte a la pantalla. No obstante, al usar estos lentes con campo visual amplio, no tendrás necesidad de hacer esto.

3. Aumentan la salud visual

Los cristales ocupacionales disminuyen los efectos de pasar tantas horas frente a un dispositivo digital. De manera que la sequedad, los ojos rojos e irritados, la vista agotada y los dolores de cabeza, no serán un problema.

Ejercicios para relajar la vista si trabajas con ordenador

Cuando mantienes fija tu vista frente a la pantalla del ordenador durante muchas horas, se produce una mayor apertura palpebral y aumenta la superficie ocular expuesta. Aunado a esto, se encuentra la reducción de la frecuencia y amplitud del parpadeo que origina disconfort.

Lagrimeo por reflejo, ojos irritados, enrojecimiento ocular, resequedad, dolores o pinchazos son los síntomas más frecuentes de pasar demasiadas horas expuesto a dispositivos digitales. Para minimizarlos te sugerimos utilizar los lentes ocupacionales y hacer los siguientes ejercicios de relajación.

1. Descansar la vista

Toma tan solo cinco o diez minutos de tu valioso tiempo para descansar la vista, por cada hora de trabajo. Esto evitará el disconfort visual. Asimismo, realiza ejercicios para relajar la vista, como movimientos oculares en el sentido de las agujas del reloj y viceversa.

2. Enfocar o fijar la mirada

A esto se le suma enfocar la mirada en un objeto lejano y permanecer unos minutos en reposo. La manera correcta de hacerlo es dirigir la mirada lo más lejos que puedas en cada una de las direcciones: arriba, abajo, izquierda y derecha. Es importante que muevas los ojos, no la cabeza.

3. Masajes oculares

Se aconseja un masaje ocular en cada ojo, usando tus pulgares con movimientos circulares desde debajo de las cejas hasta los párpados. De igual forma, añade a la lista apretar fuerte los ojos y después ábrelos para así contrarrestar los efectos de la vista fija en la pantalla.

4. Acomodación visual

Por otro lado, te recomendamos sumar a la lista un ejercicio de acomodación. Tan solo debes ubicar tu dedo índice a la altura de los ojos, a una distancia similar a la del codo. Luego, el mismo dedo de la mano izquierda al menos a 15 centímetros detás del anterior. Ahora, observa cada uno de los dedos de forma alternada.

5. Relajación ocular

Otra opción para prevenir la resequedad ocular consiste en relajar los músculos del rostro, y mirar hacia adelante con la cabeza recta. Posteriormente, parpadea de forma pausada, al menos 20 veces seguidas, suavemente, sin nada de esfuerzo.

6. Calentar los ojos con las palmas de tus manos

Por último, siéntate cómodamente en un espacio tranquilo. Cierra tus ojos y coloca las palmas de las manos sobre ellos. Luego abre lentamente los ojos y continúa tu rutina, tras pasar unos cinco minutos relajado, respirando con pausa.

Adaptación de las gafas ocupacionales en función de la distancia de trabajo

Adaptácion a gafas ocupacionales

De acuerdo a la prescripción personalizada que te ofrezca el optometrista, tendrás que usar alguno de estos lentes en función de la distancia de trabajo:

Lentes ocupacionales a 1 metro

Estos son ideales para los que pasan la mayor parte de su día frente a un computador, tablet, móvil o cualquier otro equipo electrónico que implique someterse a una distancia muy corta.

Ocupacionales a 2 metros

Son una buena opción para quienes trabajan frente a la pantalla de un ordenador, pero también requieren enfocar su mirada en distancias que no pasan los dos metros.

Ocupacionales a 4 metros

Resulta una alternativa para las personas que trabajan en una oficina cumpliendo diferentes facetas, donde el computador no es su principal enfoque, sino que tienen que atender otras áreas en un entorno cercano.

Lentes Ocupacionales personalizados

Es una de las opciones más utilizadas porque están diseñados para pacientes que tienen determinada demanda visual, a una distancia que no se ubica en el rango de los anteriores.

Los lentes ocupacionales son una opción para quienes trabajan con la computadora, o su rutina laboral implica fijar la vista en distancias cercanas o intermedias. De manera que estos cristales se convierten en aliados para optimizar y cuidar tu salud visual.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Ojos Secos e Sensibles con Bio Natural
Hy-care

<!--V:LEGEND--> Facebook
Amigos en el Facebook que les gusta la 365...
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »