• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Gafas de leer: ¿todos pueden usarlas?

Los problemas de la vista son uno de los más frecuentes en el ser humano. Sobre todo con el paso de los años la dificultad para ver los objetos, ya sea que estén cerca o a una larga distancia, se hace notorio y con ello la necesidad de acudir al oftalmólogo. Quien en muchos de los casos recomienda gafas para leer de cerca o las populares gafas para vista cansada.

Aunque es cierto que por lo general estas gafas son usadas por personas de 40 años en adelante, que suelen padecer de presbicia o desgaste del cristalino, también te comentamos que individuos menores a este rango de edad pueden hacer uso de ellas. ¿Por qué?

Las causas pueden ser muchas. La presencia de este tipo de dificultad en personas jóvenes puede deberse a las exigencias del trabajo o del día a día.

Por ejemplo, aquellos que están constantemente leyendo o realizando otro tipo de actividad que no permita el descanso adecuado de la visión pueden llegar a requerir de este tipo de gafas.

Pero, es importante mencionar que no cualquiera puede usar las gafas para leer de farmacia. ¿La razón? Es simple, no todos tienen las mismas patologías. Por ello, siempre es recomendable acudir al especialista para que realice el diagnóstico adecuado.

¿Es adecuado usar gafas para leer de farmacia?

¿Cuáles son los indicios para saber qué necesitas gafas para leer de cerca?

Es importante que prestes atención a las señales que te envía el organismo. Los síntomas para determinar que puede haber una afección en tu vista pueden ir desde ver borroso en ciertos momentos hasta padecer de dolores de cabeza y náuseas.

Es por ello que aquí encontrarás algunos de los síntomas que podrías presentar si padeces de presbicia o vista cansada.

Tiendes a ver borroso de cerca

Tal como te lo comentábamos, el indicio más notorio de la pérdida de elasticidad del cristalino es la dificultad para enfocar los objetos. Esto se puede presentar en cualquier momento, ya sea mientras lees un libro, cocinas, o cuando realizas cualquier otra actividad del día a día.

Dolor de cabeza

Este es uno de los síntomas más frecuentes. Muchas de las personas padecen de dolores de cabeza debido al esfuerzo que realiza el ojo para enfocar los objetos y verlos con mayor claridad.

Aunque algunos tienden a darle otras explicaciones a la aparición del dolor de cabeza, como el estrés, el calor u otras razones, realmente puede ser una señal clara de nuestro organismo para indicarnos que existe una dificultad visual. Por ello, siempre es recomendable acudir al especialista.

Estirar el brazo para leer

¿Has escuchado en algún momento de tu vida sobre el síndrome del brazo largo? Es como también se le conoce a la presbicia.

Esto se debe a que las personas, por lo general, deben alejarse un poco de lo que tienen al frente para poder ver con claridad, en especial cuando leen.

Fatiga visual

Si tienes los ojos enrojecidos, te arden, sientes mayor sensibilidad a la luz e incluso se te presentan algunas náuseas seguramente tendrás que acudir al oftalmólogo para que te examine y para te recete gafas para leer de cerca.

¿La razón? El ojo está expuesto a una gran presión, debido a la dificultad para ver claramente. Por lo que se presentan este tipo de sintomatología.

Se hace necesario contar con mayor claridad

Ya la entrada de luz a través de una ventana no será suficiente. Llegará un momento donde necesitarás abrir todas las ventanas de la casa para tener la suficiente iluminación, y aun así no ver con completa claridad.

¿Cómo elegir gafas para leer de cerca?

Por lo general, las personas no suelen darle mucha importancia al momento de elegir unas gafas para leer.

Suelen fijarse más en lo estético, el color, la forma y la apariencia. Pero la verdad es que hasta para elegir unas gafas para leer en la cama se debe tener mucha responsabilidad y atención.

No se trata de cualquier cosa, ya que elegir unas gafas para leer con luz que no sean las adecuadas podría agravar la patología.

Es por ello que a continuación te brindamos algunas recomendaciones que podrían ser de mucha ayuda al momento de comprar unas gafas para leer de cerca.

Una de los primeros factores que se debe tener en cuenta al momento de elegir unas unos anteojos, así sean unas gafas para leer tumbado, es ir al especialista no solo para que te dé el diagnóstico correcto. También para que te indique la graduación exacta que requieres para mejorar tu visión.

Si no se cuenta con esto corres el riesgo no solo de seguir con el padecimiento, también que tiendas a ver con cierta distorsión los objetos. Por ejemplo, en cuanto a la cercanía o profundidad de los objetos que tienes al frente.

Por otro lado, seguramente al llegar a la óptica la persona encargada te recomiende tus gafas para leer de cerca con antirreflejo. Tal vez te podrá parecer extraño, pero para aclarar tus dudas te informamos que esto evita que tus cristales reflejen cualquier destello de luz.

Esto contribuye a mejorar la calidad de tus cristales y por ende de tu visión.

El especialista también puede indicarte, además de gafas para leer con luz, anteojos para uso exclusivo del ordenador o computadora. Esto se le conoce como tratamiento antielectrostático.

Este tipo de tratamiento es sumamente efectivo para las personas cuyo trabajo u oficio requiere hacer uso de equipos tecnológicos, como teléfonos, computadoras o tablets durante largas horas. Ya que contribuye a reducir los reflejos que puede producir este tipo de tecnología.

Tu vista de seguro te lo agradecerá, ya que no se tendrá que esforzar demasiado durante las jornadas laborales. Y le dará el descanso que necesita.

¿Es adecuado usar gafas para leer de farmacia?

¿En qué casos si se puede hacer uso de las gafas para leer de farmacia?

Entendemos que visitar una farmacia y escoger una de las gafas que allí ofrecen puede resultar más cómodo y rápido que visitar un oftalmólogo. Sin embargo, esto no es para nada recomendable.

Es importante informarte que las gafas para leer de farmacia están elaboradas con una graduación única.

Por lo que, ambos cristales cuentan con el mismo número de dioptrías que se pueden encontrar entre uno a 3.5, por lo que corres el riesgo de que las gafas no cuenten con la exactitud necesaria para tus ojos.

Además, en la mayoría de los casos la afectación en cada ojo suele ser distinta. Es decir, con graduaciones diferentes, por lo que elegir unas gafas en la farmacia puede salir muy costo para tu salud.

Asimismo, te comentamos que en caso de padecer astigmatismo, que es la patología responsable de que percibas los objetos con algún tipo de deformación o desenfocados, este tipo de gafas no son para nada recomendables.

Las gafas para leer de farmacia también cuentan con otra desventaja: no cuentan con antirreflejo. Por lo que percibirás todos los reflejos presentes por la luz artificial.

Por ello, lo mejor es acudir al especialista y que este sea quien te guíe y te aclare todas las dudas que puedas tener.

¿En qué casos si se puede hacer uso de las gafas para leer de farmacia?

Las desventajas que te indicamos anteriormente corresponde al uso habitual de las gafas para leer de cerca. Sin embargo, existen ciertas excepciones, donde el uso de ellas puede contribuir tal vez no a solventar definitivamente la afectación, pero si una alternativa para ver mejor durante un período de tiempo.

A pesar que su uso no es recomendado por largos períodos de tiempo, estas gafas podrían aliviar los dolores de cabeza, las náuseas y todos los malestares que devienen del problema de vista cansada.

Aunque es importante señalar que también puede intensificarlos si la persona usa habitualmente las gafas para leer de farmacia como un tratamiento permanente.

Ellas solo son recomendables mientras se acude al especialista en búsqueda del diagnóstico y tratamiento adecuado.

A pesar de ello no debemos descartar que este tipo de anteojos han sido sumamente efectivos en algunos pacientes, pero solo para realizar tareas puntuales. Por ejemplo, leer un libro durante un tiempo no tan prolongado, coser, cocinar u otras actividades que requieran un esfuerzo visual importante.

¿Sabías que también existe una operación para tratar la presbicia?

Si no deseas usar gafas para leer con luz o para ver de cerca te informamos que también existe la opción de una intervención quirúrgica. En esta operación el especialista lo que hace es sustituir el cristalino por un lente intraocular.

Este lente está diseñado con diferentes graduaciones, por lo que ver de lejos o de cerca ya no será un problema.

También, te comentamos que otras de las opciones que tienes a tu alcance es el uso del láser. Esta intervención se encarga de modificar la curvatura ocular y adaptar la visión del paciente para que uno de sus ojos tenga la capacidad de ver mejor los objetos a corta distancia. Mientras, que el otro podrá enfocarlos sin problema a una distancia mucho mayor.

Solo es cuestión de planteárselo al especialista y él te hará saber sus consideraciones de acuerdo al caso.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »