• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Consecuencias de la Variante Delta Para tu Salud Visual

Salvo que es más peligrosa que la original y se contagia con facilidad, todavía hay muchas dudas acerca de la variante Delta del Covid-19. Una de ellas es si tiene algo que ver con la aparición de síntomas oculares en los pacientes infectados.

Consecuencias de la Variante Delta Para tu Salud Visual

Aunque se han visto casos aislados de personas con los ojos enrojecidos o con sangre tras contraer el virus, los científicos no han logrado comprobar si tales manifestaciones responden a esta nueva alteración, por no ser tan comunes como la fiebre y la tos.

Puesto que las cepas anteriores suscitaron signos de conjuntivitis, dolor ocular, visión borrosa y sensibilidad a la luz durante el proceso, se cree que puede causar problemas similares. Sin embargo, eso aún es un enigma porque no hay información suficiente que lo confirme.

Lo que han demostrado hasta ahora los datos, es que actúa ligeramente diferente a otras variaciones del coronavirus. Por ejemplo, la pérdida del olfato y la manera en que el organismo reacciona para mantener las vías respiratorias y la garganta despejadas son menos frecuentes.

Riesgos asociados a la salud ocular

Todos los virus tienen la capacidad de replicarse para poder sobrevivir. Algunos sufren cambios genéticos menos importantes que otros, pero esa modificación es al azar. La Delta es por los momentos la que mayor riesgo de transmisión tiene entre la población no vacunada.

Según los Centros de Control de Enfermedades estadounidenses (CDC, por sus siglas en inglés), se propaga incluso más rápido que la influenza, el resfriado común y las infecciones causantes de la viruela, el SARS, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), y el ébola.

De hecho, es la responsable del incremento de casos en la mayoría de los países del mundo a donde ha llegado. Así como también del doble de las hospitalizaciones de personas afectadas, pues tiene diversas mutaciones que incrementan la carga viral, lo que la hace más peligrosa.

Las primeras apariciones se observaron en el Reino Unido y Estados Unidos en febrero de 2021, luego de ser detectada originalmente en la India en octubre de 2020. Los CDC estiman que el 99% de las nuevas infecciones en la nación norteamericana se deben a esta variante.

Síntomas visuales confusos

De acuerdo con la doctora Ilci Yildirim, especialista en enfermedades infecciosas y vacunación pediátrica del Yale Medicine, el dolor de cabeza y de garganta, así como la secreción nasal y la temperatura corporal alta parecen ser los signos predominantes.

Esa sintomatología se asemeja más a los casos graves de alergia estacional o fiebre de heno, como también se le conoce, que al del resto de las cepas. Estos cuadros producen picor en la nariz, ojos llorosos, enrojecimiento e inflamación de la conjuntiva.

De allí que en ciertas circunstancias cueste vincular las señales oculares con la variación del coronavirus, ya que son relativamente familiares. Si has pasado por un proceso alérgico en determinadas épocas del año es posible que reconozcas lo que te sucede.

La diferencia es que las alergias estacionales, por lo general, no causan dificultad para respirar a menos que sufras de asma o alguna otra condición respiratoria. Si experimentas respuestas más intensas que de costumbre, debes coméntaselo a tu médico para descartar la enfermedad.

MIS-C: complicación en menores

Otra de las preocupaciones asociadas con la variante Delta es que está afectando a la población más joven, incluso con complicaciones raras y graves. Entre ellas, el síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C, por sus siglas en inglés).

Esta afección pediátrica inflama ciertos tejidos y órganos como el globo ocular, los vasos sanguíneos, el corazón, los pulmones, el aparato digestivo, los riñones, la piel o el cerebro. Se desconoce por qué la desarrollan algunos niños.

Las manifestaciones de MIS-C varían y al igual que el Covid-19, causan ojos rojos y otros síntomas adicionales que acompañan la fiebre, tales como: dolor de cabeza, abdominal y de cuello, opresión en el pecho, fatiga, vómito, diarrea, sarpullido y presión arterial baja.

Aunque es poco común, también se ha visto en adultos infectados con la última mutación del virus causante de la pandemia. Por tal razón, los CDC investigan las razones que la originan y recomiendan no relajar las medidas de prevención, entre ellas, el cuidado de la vista.

Los ojos y el contagio prolongado

Algunos enfermos presentan síntomas de larga duración. Es decir, persisten durante semanas o meses posteriores a la desaparición del contagio inicial, afectando su calidad de vida. Se está investigando por qué y con qué frecuencia ocurre luego de infectarse con la nueva cepa.

Un estudio realizado por la Universidad de Washington en febrero pasado y publicado en la Revista Médica Jama, encontró que 30% de los pacientes a los que se les hizo seguimiento hasta por 9 meses después de la enfermedad, no se habían recuperado completamente.

El síntoma persistente más común fue la fatiga, además de la falta del olfato y el gusto. Incluso, algunos presentaron confusión mental y otras molestias que afectan el desarrollo de sus actividades diarias tras superar el cuadro.

Otra investigación, publicada en julio en el British Journal of Ophthalmology, habla de una posible conexión entre el Long Covid y la pérdida de fibras nerviosas de la córnea, lo cual lleva a pensar que los ojos pueden ofrecer información valiosa para el diagnóstico y la recuperación.

¿Por qué es importante vacunarse contra el Covid-19?

Al igual que con el resto de las variantes, es fundamental que te vacunes para prevenir una infección grave que requiera hospitalización. La Organización Mundial de la Salud, sostiene que todas las vacunas diseñadas hasta el momento son eficaces.

En Estados Unidos algunas personas se han mostrado reacias a hacerlo por temor a efectos secundarios. Sin embargo, no hay pruebas de que la aplicación de las dosis cause reacciones adversas en lo que se refiere a la visión.

Solamente se ha reportado un incidente aislado de un trabajador en Alaska, quien después de la inyección experimentó una inflamación ocular temporal. Si sufres de alergia, para tu tranquilidad debes comentárselo al médico antes de vacunarte.

El especialista estará atento a cualquier respuesta inesperada. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades aconsejan a las personas alérgicas quedarse 15 minutos luego de la vacunación para ser tratadas de inmediato, en caso de una reacción.

El autocuidado es indispensable para la salud visual

Incrementar las medidas de autocuidado como el uso de la mascarilla, el distanciamiento social y lavado frecuente de las manos con agua y jabón, es igualmente importante para combatir la cuarta variable del SARS-CoV-2.

El doctor Joseph Varón, jefe de terapia intensiva del Centro Médico United Memorial, dijo en un canal televisivo que es necesario volver a usar el tapabocas especialmente en espacios cerrados, debido a la elevada capacidad de transmisibilidad que tiene.

Proteger los ojos mediante el uso de gafas o máscaras faciales también es conveniente para evitar que las gotas infectadas que se esparcen al estornudar, toser o hablar contaminen la membrana que cubre la superficie delantera del globo ocular.

El médico recalcó, asimismo, la importancia de acudir a tiempo al hospital. “La gente está tomándose dos o tres semanas antes de solicitar asistencia y sabemos que mientras más temprano trates el virus, mayores oportunidades tienes de salir adelante sin problema”.

¿Qué hacer ante síntomas oculares de Covid?

Si presentas ojos rojos o conjuntivitis, debes tener mucho cuidado con la asepsia. Limpia bien tus manos antes de tocarte y evita restregarlos. No compartas accesorios de uso personal como toallas, pañuelos y sábanas, podrías contaminar a otras personas.

Las gafas también tienen que desinfectarse a menudo. Enjuágalas preferiblemente con agua tibia y seca los cristales con una microfibra. Realiza estos pasos diariamente para asegurar una buena higiene y evitar la exposición a sufrir algún tipo de complicación.

¿Quiénes tienen que cuidarse más?

Los datos existentes hasta el momento hablan de muy pocos pacientes con afectación a nivel ocular. El primer estudio que se hizo en China a finales de 2020, señala que 1 de cada 30 personas con la enfermedad presentaba daños en forma de conjuntivitis.

No obstante, cualquier persona que tenga mayor factor de riesgo para el contagio del virus está expuesta a ese tipo de manifestación temporal. Por ejemplo, quienes trabajan fuera del hogar y prestan servicios de atención al público corren más peligro en comparación con quienes están en casa.

Por eso la importancia de no salir a menos que sea necesario, mantener la distancia y proteger ojos, nariz y boca. Se sabe que los mayores de 60 años tienen más probabilidades de enfermarse, así como personas con hipertensión, diabetes o enfermedad inmunológica.

Un examen de la vista no determina si la conjuntivitis se debe al SARS-CoV-2, puesto que al margen de la causa los síntomas son los mismos. Se sospecha que es así si tienes problemas respiratorios con flema, fiebre, has tenido contacto con un enfermo o viajado recientemente.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »