• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Lo que debes saber sobre la triquiasis palpebral

Es normal sentir, de vez en cuando, una basurita en el ojo, pero cuando la molestia se vuelve frecuente, lo pone rojo y te hace llorar, puede tratarse de algo serio como la triquiasis palpebral, una enfermedad que se distingue por el crecimiento hacia dentro de las pestañas.

Triquíase na pálpebra

Esta condición hace que los pelitos que se encuentran en los bordes de los párpados rocen constantemente la conjuntiva y la córnea, irritándolas y creando esa desagradable sensación de un cuerpo extraño.

Por lo general, la reacción inmediata consiste en frotarse con los dedos esa área. No obstante, eso lastima más y pudiera ocasionar problemas graves. Por ejemplo, abrasión y úlceras corneales, las cuales son capaces de ocasionar la pérdida de la visión.

Signos de advertencia

Al igual que ocurre cuando te cae una partícula de polvo, los síntomas relacionados con esta afección son: impresión de tener algo en la superficie interna que te incomoda, picor, mayor secreción de lágrimas, enrojecimiento y sensibilidad a la luz.

Es posible que disminuyan en las noches y te continúen molestando durante el día. Si insistes en restregar intensamente la parte afectada, es factible que se rompa un vaso de la membrana anterior del globo ocular y empeore el cuadro.

Asimismo, al pasarte las manos por esa zona tan sensible al tacto sin lavártelas bien, es fácil que se contamine con bacterias y hongos, lo que provocaría infecciones. Ante estas señales, debes acudir al oftalmólogo para descartar cualquier patología.

¿Qué ocasiona la mala posición?

Son muchas las causas que originan la alteración de estos pequeños folículos capilares. Entre las más frecuentes se encuentran las inflamaciones, infecciones, traumas y enfermedades autoinmunes. Estas son las que elevan el riesgo:

Blefaritis

Es una inflamación crónica que se produce a nivel de la raíz por acumulación tanto de grasas como de bacterias. Se manifiesta como una secreción escamosa, similar a la caspa que sale en el cuero cabelludo.

Pénfigo

Este trastorno de la anatomía palpebral causa ampollas y cicatrización. Al inicio se presenta como una conjuntivitis persistente y luego da lugar a una fibrosis sub epitelial progresiva que arruga la membrana mucosa y perjudica la vista.

Tracoma

Se trata de una infección grave causada por la bacteria Clamidia trachomatis, la cual produce inflamación, secreción e irritación. En su fase avanzada, cambia la curvatura de las pestañas hacia adentro y la visión disminuye.

Herpes zoster

Conocido también como culebrilla, este virus se disemina por la piel ocasionando vesículas y ulceraciones costrosas. Cuando aparece en la cara y la frente, la infección se extiende al ojo, produciendo enrojecimiento, hinchazón y dolor.

Epiblefarón

Se trata de una malformación congénita que afecta las capas de los párpados y hace que los folículos se orienten hacia la superficie ocular, generando un roce de las mismas. Se observa con mayor frecuencia en niños asiáticos.

Diferencias entre triquiasis y distiquiasis

Existen otras enfermedades que alteran la posición del vello oftálmico, por lo que en ocasiones tienden a confundirse. Aunque normalmente causan los mismos problemas, son procesos diferentes:

La distiquiasis es una de ellas, la cual hace que las pestañas crezcan en zonas no habituales y se cree una segunda hilera posterior a la normal. Esto desencadena molestias visuales, tales como: dolor punzante por irritación de la conjuntiva, lagrimeo excesivo, sequedad y visión borrosa.

Puede ser genética o adquirida y no tiene cura. Entre las opciones terapéuticas, destacan el uso de lentes de contacto para evitar el roce con la estructura de la córnea. También la depilación de forma continuada y, en casos más graves, la cauterización o cirugía.

Entropio: ¿es lo mismo?

Esta patología también se asemeja mucho a la triquiasis palpebral. La diferencia radica en que lo que se desvía hacia el globo ocular no son los pelos que protegen el ojo, sino los bordes de piel que se desarrollan de forma anómala.

Esa es la razón por la cual no están afuera y, al parpadear con fuerza, molesta tanto como con la otra dolencia. Por lo general afecta la capa inferior y es más frecuente verlo en adultos mayores que en personas jóvenes.

El uso de lágrimas artificiales y lubricantes ayuda a aliviar los síntomas, pero lo que la corrige por completo es la cirugía. No tratarla es peligroso, ya que existe la posibilidad de que dañe la cubierta transparente, se infecte y produzca ceguera.

Formas de tratar la triquiasis parpebral

Existen diversas maneras de atender este problema de crecimiento anormal. Ya sea removiendo con una pinza las pestañas desviadas en poca cantidad, o mediante un procedimiento quirúrgico para retirar una porción más grande.

La primera decisión que toman algunas personas consiste en coger el instrumento con el que se sacan las cejas para extraerlas una a una. Sin embargo, eso no soluciona el defecto ya que vuelven a crecer, incluso, con más firmeza en las puntas, lo que en el largo plazo resulta peor.

Este procedimiento se usa generalmente cuando no son muchos los vellos afectados, pues se eliminan de manera selectiva y el malestar desaparece de inmediato. Lo recomendable es que lo haga un oftalmólogo que evite lastimarte.

Tratamientos quirúrgicos

Cuando la enfermedad es más severa, se realiza una intervención quirúrgica para remover de forma permanente los pelitos invertidos que rasguñan la membrana. Esto se hace mediante una cirugía de ablación.

Si son pocos los que están sueltos, se utiliza la técnica de la radiofrecuencia o tecnología láser para quemarlos a nivel de la raíz sin lastimar los tejidos que están al lado. De este modo, se evita que crezcan nuevamente y sigan causando molestias.

El procedimiento es bastante simple y no conlleva riesgos significativos para el paciente. La operación se hace de forma ambulatoria y bajo anestesia local, por lo que te dan de alta el mismo día y la recuperación es rápida.

Otras alternativas terapéuticas

Hay otras maneras de solucionar esa irregularidad, como son: la electrolisis y la criocirugía. Con la primera técnica se aplica electricidad directamente en el área afectada para erradicar totalmente esas pequeñas fibras compuestas de queratina, una raíz y tallo.

Su desventaja consiste en que demora y además duele. El segundo método reside en una terapia de enfriamiento de los folículos pilosos para destruirlos y detener el crecimiento. Por lo general, no se recomienda porque puede presentar ciertas complicaciones.

El médico también puede recomendar una cirugía estándar para rotar el párpado hacia el exterior y recolocar la capa. Por ejemplo, cuando la causa de ese raro padecimiento es el epiblefaron, pero eso dependerá de su gravedad y desarrollo.

No dejes de ir al oftalmólogo

Dado que se trata de un problema serio que afecta la calidad de vida de las personas, es importante que, de presentar algún síntoma, acudas al especialista para obtener un diagnóstico apropiado y una solución oportuna.

Si lo dejas para después, tu visión se irá dañando progresivamente y podrías presentar alguna complicación, como infecciones o lesiones que generen cicatrices. Dependiendo de la evaluación, el médico determinará cuál es el manejo más indicado para tu caso.

A veces solo es necesario el uso de colirios o de lentillas oculares para proteger la córnea y sentir alivio. No es conveniente que te toques a cada rato ni intentes depilarte por tu cuenta, ya que podrías maltratar el órgano visual.

¿Cómo cuidar el marco de tu mirada?

Para cuidar los pequeños vellos alrededor del ojo debes mantener una buena higiene. Al igual que haces con tu cuerpo, tienes que limpiar los bordes con agua y jabón. Hay champús para bebés que brindan una asepsia completa.

Humedécelas suavemente con agua fría, aplica una pequeña cantidad del gel en tu mano, haz espuma y luego frótalas con un cepillo especial de limpieza. Si eres mujer y te maquillas, hazlo después de retirar el color.

Procura usar cremas que hidraten y no causen acidez para no se vuelvan demasiado gruesos o pesados y cambien de orientación. Atiende también la parte alimentaria, tratando de nutrirte con alimentos ricos en vitaminas A, B12, minerales y aceites omega 3.

¿Por qué debes hacerlo?

Si todavía te preguntas por qué es tan importante prestarle una atención más allá de lo estético a esta parte de los ojos, te resumimos algunos datos valiosos que te ayudarán a comprenderlo mejor:

  • Funcionan como un escudo que impide el paso de bacterias e impurezas. Por ejemplo, el polvo, la arena y cualquier otro objeto que se encuentre en el ambiente.
  • No permite que le entren gotas de sudor o de lluvia.
  • Son sensibles al tacto, ante el contacto surge un reflejo automático de parpadeo que evita que le caiga algo dentro.
  • Protegen la visión del exceso de luz y la radiación solar. Sin ellas, el globo ocular estaría expuesto a continuas irritaciones.
  • Están compuestas por diminutas escamas de queratina superpuestas que les proporcionan flexibilidad y resistencia.
  • Tardan aproximadamente dos meses y medio en crecer, por lo que resulta prácticamente imperceptible.
  • Duran entre 4 y 5 meses en los pliegues de piel antes de caerse y ser reemplazadas por otras.
  • Son el centro de la mirada, hacen que se vea más expresiva.

Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »