• Nº1 en Opinión de los Clientes
  • Entrega en 24h a 48H
  • -20% Gafas de Lectura
  • Ahorre -50% que en las ópticas de calle
Atención al Cliente
Atención al Cliente

Tensión Ocular: qué es, síntomas y tratamientos

Tensión ocular

La tensión ocular es de esos padecimientos que suelen presentarse durante el transcurso de la vida. Debido a que presenta síntomas mínimos, a veces es ignorada de forma irresponsable, aunque se trata de una enfermedad vinculada con la pérdida de la visión y el glaucoma.

Es un mal que ataca los ojos y está estrechamente relacionado con el estrés, así como también otros padecimientos oculares. De hecho, en los casos más graves podría impedir la capacidad de enfoque debido a las molestias físicas que genera.

El mayor riesgo que corre el ojo durante el proceso de hipertensión ocular es la presión a la que es sometido el nervio óptico. Se estima que antes de obtener un tratamiento adecuado, la mayoría de los pacientes sufren daños permanentes.

Con respecto a esto, son muchos los factores que permiten el desarrollo definitivo de la condición ocular de presión alta. Incluyendo el consumo excesivo del tabaco, la edad de la persona, su estilo de vida y el entorno donde se desarrolla.

¿Qué es la tensión ocular?

La tensión ocular ocurre cuando el humor acuoso del ojo se ve afectado. Es decir, sus niveles aumentan mucho con relación a los parámetros normales. Cuando esto ocurre, puedes sentir que hay algún objeto molesto dentro de tu ojo. Especialmente cuando pestañeas o volteas la vista.

Los líquidos que están presentes dentro de tu ojo pueden aumentar y causar un gran estrago en tus sensibles nervios. Generando así un riesgo excepcional de padecer daño permanente. Incluso, a veces se presenta la disminución progresiva de la percepción óptica desde los 40 años o más.

Es importante que conozcas cómo evitar la hipertensión ocular, ya que los síntomas casi siempre son leves y en algunos casos, imperceptibles. Resulta indispensable para mantenerte a salvo del glaucoma, es decir, cuando el nervio se atrofia por completo.

Para saber si existe presión alta en tus ojos, lo mejor es que acudas a un buen oculista y le plantees tu interés de descartar el padecimiento. Tal consulta consistirá en una breve entrevista sobre tus hábitos y un simple examen con un medidor especial que te dará respuestas inmediatas.

Razones de la tensión ocular alta

Existen diversos riesgos relacionados con el aumento de la tensión ocular. Si además de sentir molestia en los ojos, cumples con alguna de estas características, no dudes en solicitar atención médica:

  • Edad
  • Miopía
  • Diabetes mellitus
  • Antecedentes familiares de glaucoma o hipertensión ocular

Síntomas de la tensión ocular

Quizás uno de los aspectos más preocupantes que se derivan de la tensión ocular es el hecho de que quienes la padecen no toman medidas preventivas a tiempo. Por eso, es fundamental que prestes atención a los síntomas que te explicaremos en este segmento:

1. Dolor de cabeza

Vale la pena que asistas a una consulta médica de descarte. Visitar el médico una vez al año basta para cerciorarte de que todo está en orden. Cuando la enfermedad ya está avanzada, puedes sentir dolor en los ojos, incluso en la cabeza, de manera punzante, similar a una migraña o jaqueca.

2. Pérdida de visión

Este síntoma molesto aparece de manera repentina o paulatina después de sentir dolores oculares. Debes analizar la manera en que la vista comienza a verse afectada. Es decir, si solo percibes borrones cuando cambias de enfoque o ves manchas acuosas.

En algunas ocasiones, el dolor es tan intenso que sientes náuseas y mareos continuos. La capacidad para ver de lejos irá disminuyendo, por lo que la vista será forzada y se generarán en los ojos enrojecimiento agudo y sensación de ardor y comezón molesta.

Tratamiento para la tensión ocular

Tratamiento para la tensión ocular

Toma en cuenta que el tratamiento depende del daño que exista en tus ojos a la hora de realizar una evaluación. Por eso, es importante no automedicarse. Lo más recomendables es esperar que el doctor recete un tratamiento e indique qué es lo mejor según tu caso.

Verás, la mayoría de los procedimientos inician con indicarle al paciente que realicen masajes en sus ojos, ya que la condición ocasiona un fuerte dolor en las cavidades oculares. Estos se alivian con gasas frías y ligeros tocamientos, a fin de que se relaje en la zona.

Poner en práctica ejercicios oculares es de gran ayuda. Sí es conveniente, el médico autorizará una serie de prácticas donde el movimiento del ojo disminuye los niveles de presión para que la vista no sufra.

Si bien el movimiento ayuda a que el nervio se relaje, a veces se requiere la ayuda de las gotas en un tratamiento formal. Pueden ser las llamadas colirio, que tienen la función de eliminar la irritación del ojo eliminando la resequedad, aunque solo es válido solo para los casos más leves.

¿Cómo bajar la tensión ocular?

¿Estás comenzando a sufrir de tensión ocular? Por suerte, existen opciones ideales para ti. Ponerlas en práctica es indispensable para frenar el avance de la afección. Considera que si no inicias el tratamiento adecuado, sufrirás las consecuencias.

Bien sabes que el estrés está relacionado con la tensión alta. De modo que si quieres darle una mejor oportunidad a tus ojos, opta por bajar los niveles de presión y carga laboral de tu vida. De esta forma, tus ojos tendrán el descanso que necesitan para mejorar.

También es esencial eliminar el consumo de alcohol y tabaco. Ambas sustancias aumentan las posibilidades de desarrollar una complicación. No olvides contar con hábitos alimenticios saludables que aporten al organismo nutrientes y vitaminas para reponerse.

Sin embargo, cuando el caso es grave, lo recomendable es que acudas al oftalmólogo para evaluar tus opciones. Entre ellas está el uso de gotas artificiales para bajar la presión de tus nervios o incluso la cirugía ocular, empleada para drenar líquido que excede la cavidad ocular.

¿Cómo se mide la tensión ocular?

¿Quieres saber si tienes tensión ocular? Es necesario que asistas a una cita médica con el oculista. Para este tipo de casos, se realiza un examen que consiste en tomar la tensión del ojo a través de un artefacto que mide la presión de los nervios.

Dicho examen lleva el nombre de tonometría y si te lo vas a practicar, debes saber que el médico colocará en tus ojos anestesia local para que no sientas molestas, pues el área es sensible. Durante el procedimiento, el experto va a tocar tu córnea con un tonómetro.

En la actualidad se encuentran distintos tipos de tonómetros. De hecho, en los consultorios hallarás ejemplares antiguos y modernos. Ambos se usan en las pruebas diagnósticas, imprescindibles para obtener un análisis preciso.

Por otra parte, existe un nuevo método que permite medir la tensión en los ojos sin necesidad de adormecer la zona y sin tocar la córnea. La medición se lograría con un pequeño soplo de aire que le permite al especialista observar si hay demasiada presión en la cavidad.

Toma en cuenta que ninguno de los métodos es doloroso, aunque cuando hay contacto puede resultar un poco incómodo. Sin embargo, no llevará más de un par de minutos saber si tienes o no niveles muy altos de presión ocular.

Como se mide la tensión ocular

Indicadores de la tensión ocular alta

Por lo general, un especialista considera que hay tensión alta cuando las mediciones de su paciente indican que los valores normales, conocidos por no superar los 21 mmHg o milímetros de mercurio, se encuentran alterados. Es decir, por encima de la presión intraocular aceptada.

Si logras determinar que tienes tensión ocular muy alta, lo mejor es buscar rápidamente asesoría profesional en el tema. Esto se debe a que las consecuencias de la poca atención derivan en otras enfermedades que no son reversibles y alteran la dinámica de los afectados.

También debes saber que el análisis se enfoca en los valores que no están muy altos o bajos para la media. En ambos casos se pueden producir alteraciones significativas para la salud y la visión en general, pues esta se va degradando.

Es más, te interesará conocer que produce preocupaciones a los médicos y los pacientes, debido a que genera glaucoma. Esta enfermedad reduce el campo visual a medida que los nervios se dañan, por lo que suele ser una experiencia lamentable para los pacientes.

Tensión ocular normal

La tensión ocular normal es la que se halla en niveles de 12 a 22 mmHg. En este rango, al especialista le queda claro que el nervio de tus ojos se encuentra en perfecto estado. Es decir, no hay líquido excesivo en las cavidades oculares.

Al no existir dicho riesgo, la consulta oftalmológica se dirige a otros factores. Y si aún presentas molestias, puedes buscar en conjunto con tu médico las causas que se relacionan con los síntomas que presentas en el momento.

Ante cualquier molestia, te sugerimos hacer una cita oftalmológica al instante. Obtener la atención médica que requieres en el tiempo oportuno es esencial para prevenir enfermedades. No permitas que la tensión ocular elevada continúe incrementándose.

Vale la pena destacar que a partir de los 40 años las personas están en riesgo de padecer tensión ocular alta. Además, si cuentan con antecedentes familiares o predisposición visual por tener miopía, son más propensos a presentarla.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas
Comodidad superior durante todo el mes  con Hydrasense Lentes de Contacto

Top 10 artigos

Top 10 Artigos
Ojos Secos e Sensibles con BioNatural Líquido
Opiniones de Clientes en Lentes de Contacto 365
Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »