Orto K: lentillas correctoras

Al presentar algún defecto refractivo, las personas que lo padecen deben buscar un tratamiento para corregirlos. Sin embargo, muchas de ellas no están de acuerdo con operarse por distintos factores. Aun así, buscan una solución alterna al uso de lentes de contacto o anteojos.

Una de las formas para corregir la visión sin tener que someterse a alguno de estos tratamientos son las lentillas Orto K, unos lentes de contacto especiales que solo se utilizan durante la noche, cuando la persona duerme.

Este tipo de lentillas correctoras deben retirarse en la mañana siguiente. Luego de esto, el usuario contará con una vista mejorada durante todo el día, sin tener que requerir al uso de lentes de contacto convencionales o anteojos.

Las lentillas Orto K tienen dos propósitos fundamentales: el primero es corregir los problemas de refracción, originalmente fueron elaboradas para tratar la miopía: no obstante, ahora se emplean para la corrección de hipermetropía, astigmatismo y presbicia. El segundo consiste en retardar el progreso de la miopía durante los primeros años de vida del paciente.

Tratamiento nocturno

Orto K: Lentillas Correctoras
Las lentillas Orto K son consideradas como un tratamiento nocturno. Esto se debe a que el usuario debe colocarlas en sus ojos antes de dormir y pasar toda la noche con ellas. En la mañana tiene que retirarlas. Luego de esto dispondrá de una vista optimizada sin tener que utilizar gafas con aumento o lentes de contacto convencionales.

Estos son unos lentes especiales que se encargan de moldear y adaptar la córnea a la forma de las lentillas correctoras mejorando así la calidad de visión.

A este tratamiento se le conoce como “terapia refractiva corneal”, CRT por sus siglas en inglés. Ahora bien, los oftalmólogos son los indicados para determinar si una persona puede utilizar este tipo de lentes.

Los efectos de estas lentillas varían según la situación del paciente, por lo general tienen una durabilidad de uno a dos días, incluso hasta tres días.

Corrección de patologías

La ortoqueratología es un tratamiento que originalmente fue diseñado para tratar uno de los errores refractivos más comunes: miopía, la patología del ojo que ocasiona una visión borrosa ante los objetos que se encuentran a larga distancia.

Las lentillas Orto K corrigen temporalmente este tipo de defecto. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, es posible que modifique, en menor grado, otros errores refractivos como la hipermetropía, astigmatismo y en algunos casos la presbicia.

Se debe mencionar que la presbicia es un defecto refractivo que puede evitarse, ya que ocurre como consecuencia del envejecimiento del órgano visual. Esta condición suele presentarse a partir de los 50 años.

La cantidad de dioptrías o el tipo de defecto que se logren modificar en el paciente por las lentillas correctoras dependerá de cada caso. Es por esto que, previamente, el especialista deberá determinar pueden utilizare o no.

Máximo efecto

La mayoría de los pacientes tienen una inquietud similar con respecto al uso de las lentillas Orto K, y se relaciona con el tiempo que toma su uso para lograr el máximo efecto en la visión.

La ortoqueratología depende de varios factores, comenzando por la cantidad de dioptrías que presenta el paciente o si padece de algún otro defecto refractivo en el momento en que se comenzó el tratamiento con estas lentillas correctoras.

Algunos pacientes manifiestan una mejoría en la visión a partir del primer o segundo día, luego de haber utilizado por las noches as lentillas correctoras.

Sin embargo, en los casos de personas que tengan una prescripción mayor, los resultados tardan hasta dos semanas para lograr alcanzar el máximo efecto, situación que también ocurre con las personas de edad avanzada.

En estos casos especiales, se recomienda a los pacientes que hagan uso de sus anteojos, aunque estos tendrán un aumento disminuido al de la prescripción realizada antes de comenzar con el tratamiento nocturno de las lentillas Orto K.

Funcionamiento de las lentillas

Las lentillas correctoras cuentan con una curvatura en su interior que se moldea a cada medida de la córnea de su usuario. El diseño que presenta será diferente dependiendo del tipo de defecto refractivo de la persona. En este caso, es apto para los miopes, hipermétrope o el astigmático.

Al tener que hacer uso de las lentillas Orto K durante la noche, la capa más externa del órgano visual (el epitelio corneal) se moldea ligeramente a la forma de dichas lentillas. Es un cambio minúsculo, y por eso no debería causar molestias a su usuario.

Aun así, se trata de un tiempo suficiente para que produzca un cambio considerable en la visión, optimizándola a tal punto que el paciente no necesitará utilizar anteojos durante todo el día.

Esto se debe a que el lente realiza una ligera presión en el ojo, creando así una modificación en la córnea. Es importante que el paciente recuerde retirar las lentillas todas las mañanas, ya que no están elaboradas para uso diario.

Beneficios

Es importante que la ortoqueratología esté aprobada y sea verificada por un especialista, quien realizará una topografía de la córnea para analizar cuidadosamente la situación del paciente. Posterior a esto procederá a recetar el tipo de lente más adecuado para corregir los errores refractivos.

Beneficios de las Lentillas Correctoras

Cuando el paciente utiliza las lentillas correctoras durante varias semanas, todas las noches y de forma ininterrumpida, es probable que no requiera la colocación de ellas sino cada dos o tres días. No obstante, con el transcurrir de los días, aparecerán nuevamente las dificultades de visión.

La principal ventaja que aporta la ortoqueratología es que concede una buena visión al paciente sin la necesidad de tener que someterse a una cirugía refractiva de cualquier tipo, dándole una libertad momentánea.

Es la opción más adecuada para los deportistas o personas activas, debido a que al no tener que utilizar lentillas convencionales, podrán realizar todas sus actividades sin sufrir resequedad y enrojecimiento visual.

Efectos adversos

Las lentillas Orto K no suelen causar problemas graves a la salud visual. Sin embargo, existe una posibilidad de que durante los primeros días, o debido a su mal uso, aparezcan algunos de estos síntomas:

  • Ligera resequedad y enrojecimiento visual.
  • Lagrimeo continuo.
  • Visión borrosa.
  • Irritación ocular, causando picor, escozor y dolor.
  • Sensibilidad a la luz durante las primeras horas de la mañana.
  • La visión se verá afectada de forma repentina en cuanto a todos estos síntomas.
  • Secreción acumulada en el ojo.
  • Sensación de un cuerpo extraño en el órgano visual.

En caso de presentar alguno o varios de los síntomas mencionados, es importante la asistencia a una consulta médica con oftalmólogo de confianza, ya que recetará los tratamientos adecuados según el caso del paciente.

Por otro lado, no se recomiendan las lentillas correctoras cuando la persona presente algún tipo de inflamación, heridas o enfermedades que afecten directamente a la córnea, sensibilidad corneal o algún tipo de alergia ocular.

¿Quiénes son aptas para utilizarlas?

Las lentillas correctoras están elaboradas para disminuir los errores refractivos como el astigmatismo, hipermetropía, presbicia y principalmente la miopía. Le proveen al paciente una mejor calidad de vida, más comodidad y libertad, sin la necesidad de una compensación óptica.

Las personas aptas para utilizar las lentillas Orto K son los pacientes de 6 años en adelante que padezcan de miopía, con un índice de 0.5 a 7 dioptrías. Los que tengan hipermetropía, con un estimado de 0.5 a 4 dioptrías, y aquellos que posean astigmatismo, entre 0.5 a -5 dioptrías, esta referencia también es válida en casos de presbicia.

La ortoqueratología también es apropiada para los individuos que tengan alguna combinación de defectos refractivos. Es decir, para los pacientes que padezcan de dos errores simultáneamente, como cuando se combinan la miopía y astigmatismo, hipermetropía y miopía, presbicia o miopía, entre otras.

Ortoqueratología y cirugía LASIK

Los pacientes que padezcan de algún error refractivo y quieran realizarse algún procedimiento, como la implantación de una lente intraocular o una cirugía láser, deberán contar con una edad mínima de 24 años. Ahora bien, para utilizar las lentillas Orto K la edad mínima es de seis años.

Este es uno de los beneficios que tienen las lentillas correctoras frente a la cirugía LASIK u otro procedimiento correctivo de los defectos refractivos.

No obstante, es importante establecer que los resultados de la ortoqueratología son temporales. Esto quiere decir que cuando se dejen de utilizar las lentillas correctoras durante la noche, la visión volverá a las condiciones del principio. Mientras que cuando una persona se somete a una cirugía refractiva los resultados son permanentes.

Durabilidad y seguridad

Otra de las preguntas más frecuentes por los pacientes que están considerando utilizar la ortoqueratología es la durabilidad de las lentillas correctoras. Son de larga duración, están diseñadas para funcionar un año, siempre y cuando el paciente cumpla con todas las formalidades de higiene.

El cuidado de las lentillas Orto K es similar al de los lentes de contacto convencionales. Antes y después de quitárselas, es necesario que el paciente las limpie con el líquido desinfectante especial, para luego guardarlas en su estuche.

Bajo ningún motivo deben hacer contacto con el agua, esto aumenta las probabilidades de contraer alguna infección.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »