Un Examen Médico, Muchos beneficios.

Muchos beneficios del Examen Médico

Además de cuidar de su visión, el examen oftalmológico puede detectar señales precoces de problemas de salud, como hipertensión, diabetes e incluso colesterol alto. Y cuanto antes sea detectado el problema, mayor probabilidad de éxito en el tratamiento.

El examen oftalmológico es una prueba que sirve para analizar los ojos, párpados y canales lagrimales con el fin de investigar enfermedades oculares, como el glaucoma o las cataratas. Generalmente, en el examen oftalmológico se hace una prueba de agudeza visual, no obstante, pueden efectuarse otros exámenes más específicos, como evaluar los movimientos oculares o la presión ocular y, normalmente, incluye el uso de máquinas o instrumentos específicos indoloros, sin que sea necesario ningún tipo de preparación antes de la ejecución del examen.

Examen oftalmológico completo

Un examen oftalmológico completo incluye varias pruebas y el oftalmólogo usa varios instrumentos y luces para evaluar la salud de los ojos.

Generalmente, el examen de agudeza visual se hace con la colocación de un letrero, con letras o símbolos de diferentes tamaños, y los pacientes deben intentar leerlas.

Sin embargo, un examen oftalmológico completo incluye otros exámenes:

  • Examen de movimientos oculares: este examen se realiza para evaluar si los ojos están alineados, siendo posible que el médico pida al paciente para que mire en varias direcciones o apunte un objeto con un bolígrafo y observe los movimientos oculares;
  • Oftalmoscopia: sirve para diagnosticar alteraciones en la retina o nervio óptico. El médico utiliza una lente accesoria para examinar al paciente;
  • Tonometría: sirve para medir la presión dentro del ojo a través de una luz azul proyectada sobre el ojo del paciente y contacto con un aparato medidor, o bien a través de una máquina de soplo;
  • Evaluación de las vías lagrimales: el médico analiza a través de colirios y materiales la cantidad de lágrima, su permanencia en el ojo, su producción y su desaparición.
Cuándo realizar un examen oftalmológico

Cuándo realizar un examen oftalmológico

El examen oftalmológico varía en función de la edad de la persona y de la presencia o ausencia de problemas de visión, siendo aconsejable que las personas que tienen problemas de visión consulten al oftalmólogo por lo menos una vez al año. En el caso de que exista alguna alteración en la visión, como dolor en el ojo o visión borrosa, debe consultar al especialista lo antes posible.

No obstante, todas las personas deberían realizar exámenes de rutina a la vista y acudir al médico:

  • Al nacer: debe hacerse la prueba del fondo de ojo en maternidad o en la consulta oftalmológica;
  • A los 5 años: antes de entrar en el colegio, es esencial realizar el examen para diagnosticar problemas de visión, como la miopía, que pueden dificultar el proceso de aprendizaje, debiendo repetir el examen anualmente durante ese periodo;
  • Entre los 20 y los 40: debería acudir al especialista por lo menos dos veces a lo largo de estos años;
  • Entre los 40 y 65: debería examinarse la vista cada 1-2 años, pues en este periodo la vista es más propensa a cansarse;
  • Después de los 65 años: es importante que realice exámenes cada año.

Además de problemas oculares, como glaucoma o tumores en la retina, el especialista también puede diagnosticar enfermedades sistémicas, como diabetes y presión alta, o problemas como sífilis, lupus, citomegalovirus y hasta la presencia de parásitos en el cuerpo.


Artigos Relacionados

Pesquisa

Temas

La lentilla Acuvue Vita más cómoda del mercado durente todo el mes de uso
Acuvue vita

Top 10 artigos

Top 10 Artigos

Solución universal. Contiene hilunorato de sodio.
Hy-care

Apesar de alta demanda, todos los pedidos se envían normalmente. Sabe más »